19 de Abril de 2024
Edición 6949 ISSN 1667-8486
Próxima Actualización: 22/04/2024

Perro que muerde no se googlea

Una demanda por el ataque de un perro puso a la Cámara de Morón a revisar imágenes de Google Street View para identificar al can. Sin embargo, no se pudo probar el hecho ya que las fotos no eran de la época del hecho.

(Generado con IA, con tecnología de DALL-E 3)
Por:
Sebastian G. Onocko
Por:
Sebastian G. Onocko

Una demanda de daños y perjuicios por el ataque de un perro a un niño llegó a los tribunales de Morón, donde el Juzgado de primera instancia en lo civil y comercial N° 1 rechazó la demanda, sin embargo la decisión fue apelada ante la Cámara de Apelaciones civil y comercial de Morón.

La mujer que interpuso la acción explicó que circulaba con su hijo cuando el perro “de propiedad del demandado” se abalanzó sobre su hijo y le mordió produciéndole un tajo profundo en el cuero cabelludo, sin embargo omitió dar mayores detalles sobre el animal, por lo que la contraria al presentarse opuso falta de legitimación pasiva y negó ser propietario de un perro por el que deba responder destacando la falta de identificación del animal, aunque de la prueba testimonial de la actora surgía que se trataba de un perro de propiedad del demandado de color negro “medio marmoladito”, flaco, grande, alto y cruza con dóberman.

A su vez los camaristas analizaron que otros testigos indicaban que en el domicilio del niño había al menos 10 perros que resultaban agresivos y atacaban a la gente, e inclusive habrían matado al perro de una de las testigos, que actúan en manada y no tienen portón ni controles, coincidentes en que el demandado solo contaba con un perrito blanco.

De esta manera surgía la duda sobre que perro es el que atacó al niño, sumado a ello del informe del municipio local se indicaba que el perro agresor era marrón, y no negro.

 

Aun cuando -en pleno favor de la parte actora capitalizáramos esta prueba (por considerarla documental posterior al inicio de la demanda, tomando las fotos de 2021) lo cierto es que nos aportan muy poco, porque no sabemos si el perro que allí se ve estaba también allí en 2015 y, en definitiva, tampoco podemos saber, con el grado de evidencia necesario, que ese perro hubiera sido el que, efectivamente, mordió al niño, frente a lo que ya señalé en cuanto a la evaluación de los datos recabados vía testimonial, informativa y confesional

 

Además los actores al redactar el recurso de apelación adjuntaron también imágenes de la aplicación Google Maps donde se podía apreciar el perro, de ahí a que los magistrados entendieron que con la aplicación Google Street View las imágenes se podían obtener de distintas fechas, lo que ya había sido admitido como prueba en otros casos por la Cámara aunque para situaciones estáticas y no dinámicas como sería el caso de un perro como ser vivo.

De esta manera, los jueces José Luis Gallo y Andres Lucio Cunto en los autos “S. M. A. c/ G. J. L. s/ Daños y Perjuicios extracontractual (Exc. Autom./Estado)”, procedieron a visualizar las imágenes de Google Street View, donde se podía apreciar en agosto de 2023 un perro negro en la casa, lo que se repetía en mayo de 2021, aunque no se apreciaba en marzo de 2019, siendo en definitiva un hecho de 2015.

Por lo tanto, coincidieron en que “aun cuando -en pleno favor de la parte actora capitalizáramos esta prueba (por considerarla documental posterior al inicio de la demanda, tomando las fotos de 2021) lo cierto es que nos aportan muy poco, porque no sabemos si el perro que allí se ve estaba también allí en 2015 y, en definitiva, tampoco podemos saber, con el grado de evidencia necesario, que ese perro hubiera sido el que, efectivamente, mordió al niño, frente a lo que ya señalé en cuanto a la evaluación de los datos recabados vía testimonial, informativa y confesional”

En conclusión dado que en la demanda no se identificó al perro agresor, y si bien dos testigos de la actora hablaban de un perro negro del demandado, otras tres testigos con mayor ajenidad a la causa se referían a un perro marrón coincidiendo con el informe del que surgía que al denunciar en zoonosis se identificó como un perro marrón, todo lo cual hicieron entender que la sentencia debía ser confirmada, con costas a la actora, que no logró acreditar correctamente que el perro atacante fuera el del demandado y no otro.

Documento relacionado:


Estimado colega periodista: si va a utilizar parte esta nota o del fallo adjunto como "inspiración" para su producción, por favor cítenos como fuente incluyendo el link activo a http://www.diariojudicial.com. Si se trata de una nota firmada, no omita el nombre del autor. Muchas gracias.

Notas relacionadas:

VOLVER A LA TAPA

Diariojudicial.com es un emprendimiento de Diario Judicial.com S.A.
Propietario: Diario Judicial.com S.A. Amenábar 590 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Directora: Esther Analía Zygier. Registro de propiedad intelectual 54570890 Ley 11.723.
Descarga
la portada del diario en formato PDF

Reciba diariamente por e-mail todas las noticias del ámbito judicial.
Copyright ® 1999 - 2024 . Diario Judicial. Todos los derechos reservadores. ISSSN 1667-8486