19 de Junio de 2024
Edición 6990 ISSN 1667-8486
Próxima Actualización: 24/06/2024
Ocurrió en España

Abogado si, empleado no

Un letrado demandó al estudio jurídico donde trabajaba por supuesto despido pero su demanda fue rechazada en todas las instancias. El abogado se presentaba a si mismo como "asociado" del bufete en Linked In

(wichayada suwanachun | vecteezy.com)

Un abogado en España demandó al bufete donde trabajaba por supuesto despido tras alegar que acudía todos los días al despacho y desempeñaba sus funciones bajo relación de dependencia, sin embargo, su acción fue rechazada por el tribunal que hizo lugar a la excepción de falta de acción interpuesta por los demandados.

En el caso se había aportado como prueba el perfil profesional en la red social laboral Linked In donde el mismo se presentaba como “asociado” en ese bufete y constancias de la página web del estudio jurídico donde figuraba como un socio más. 

Además, el juzgado valoró que el letrado facturaba a los clientes sus honorarios profesionales sin que figure el bufete en esas facturas y como domicilio laboral además figuraba otro diferente del de la demandada, tenía horarios flexibles de trabajo y pagaba una factura trimestral a la firma por los medios materiales que esta le facilitaba para ejercer su trabajo, como ser los equipos informáticos del despacho y los servicios de secretarias.

 

Se había aportado como prueba el perfil profesional en la red social laboral Linked In donde el mismo se presentaba como “asociado” en ese bufete y constancias de la página web del estudio jurídico donde figuraba como un socio más. 

 

Apelado el fallo, llegó hasta el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, donde consideraron que de los hechos no resultaba que el actor fuera retribuido por el despacho demandado, sino que, por el contrario, aparecían facturas emitidas por él en nombre propio y con otro domicilio, directamente a los clientes, no constando probado que tuviera garantizados unos ingresos mínimos periódicos, que si bien en la demanda se alegaban no había prueba de ello.

 

De los hechos no resultaba que el actor fuera retribuido por el despacho demandado, sino que, por el contrario, aparecían facturas emitidas por él en nombre propio y con otro domicilio, directamente a los clientes, no constando probado que tuviera garantizados unos ingresos mínimos periódicos

 

El actor al facturar a sus clientes era el que corría con el riesgo y la ventura de su actuación como abogado de los mismos, sin que se haya probado que los asuntos le vinieran dados por la demandada ni menos aun que hubiera exclusividad.

Por eso concluyeron que no estaba acreditada la relación laboral entre las partes, procediendo a desestimar el recurso intentado, confirmándose la sentencia sin costas.

 

Documento relacionado:


Estimado colega periodista: si va a utilizar parte esta nota o del fallo adjunto como "inspiración" para su producción, por favor cítenos como fuente incluyendo el link activo a http://www.diariojudicial.com. Si se trata de una nota firmada, no omita el nombre del autor. Muchas gracias.


VOLVER A LA TAPA

Diariojudicial.com es un emprendimiento de Diario Judicial.com S.A.
Propietario: Diario Judicial.com S.A. Amenábar 590 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Directora: Esther Analía Zygier. Registro de propiedad intelectual 54570890 Ley 11.723.
Descarga
la portada del diario en formato PDF

Reciba diariamente por e-mail todas las noticias del ámbito judicial.
Copyright ® 1999 - 2024 . Diario Judicial. Todos los derechos reservadores. ISSSN 1667-8486