18 de Julio de 2024
Edicion 7008 ISSN 1667-8486
Próxima Actualización: 19/07/2024
No hay amparo para el que se cuelga de la luz

El medidor de luz tiene patas cortas

La justicia rechazó en ambas instancias un amparo pretendido por una empresa que reclamaba que se refacture la luz por las diferencias de consumos que aparecían, mientras que Edenor explicó que ello se debió a una conexión ilegal en el lugar

Una empresa interpuso un amparo contra Edenor para que le refacturen el servicio eléctrico en un inmueble que según alegaron le había llegado una factura con una cantidad de Kwh consumida muy por encima del consumo de energía constatado hasta ese momento y del consumo de períodos posteriores, lo que a su entender se debía a un error de facturación, que si bien reclamó por carta documento a la proveedora del servicio e inició un expediente administrativo, no obtuvo respuestas.

Así, el juzgado 11 dio inicio al expediente “Emprendimientos y Construcciones del Oeste S.A. c/ Edenor S.A. s/ Amparo” y tras solicitarse el informe a la empresa, esta contestó que no existió errores en la facturación, sino que se facturó de acuerdo al consumo real del medidor correspondiente a esa cuenta de usuario, que funcionaba correctamente, pero que la diferencia entre kilowatts reclamada en relación a los otros meses surgía porque en el lugar existió una conexión ilegal “hecha por la actora” entre el medidor destinado a “servicios generales” del edificio que correspondía  a una cuenta de suministro provisorio de obras y las unidades funcionales individuales, por lo que cuando se instalaron los medidores respectivos a cada unidad, el consumo se distribuyó entre esos y la facturación bajó a los niveles normales para las áreas de servicios comunes.

Por su parte también reclamó que no era la primera vez que se detectaba esa maniobra en el inmueble al existir manipulaciones de las instalaciones de Edenor con anterioridad, siendo además una conducta prohibida por el art. 2 inc h) y cláusula 6 del reglamento de suministro de energía.

 

La diferencia entre kilowatts reclamada en relación a los otros meses surgía porque en el lugar existió una conexión ilegal “hecha por la actora” entre el medidor destinado a “servicios generales” del edificio que correspondía  a una cuenta de suministro provisorio de obras y las unidades funcionales individuales

 

La sentencia en primera instancia que se dictó luego de consultar el estado del expediente administrativo al ENRE (como medida de mejor proveer) rechazó la demanda con costas, ya que consideró que la prueba aportada por la actora no lograba demostrar que los kwh registrados en la factura impaga no fueran los efectivamente consumidos, a lo que se sumaba que el ENRE desestimó el expediente administrativo y que los cargos cobrados estaban habilitados por normativa.

Ante ese pronunciamiento, la actora apeló la sentencia a la Sala III de la Cámara Civil y Comercial Federal, donde invocó los derechos del consumidor y cuestionó que en materia probatoria la demandada se encontraba en mejor posición de aportar la prueba por lo que se debía aplicar la cargas probatorias dinámicas y sumado a ello, el expediente administrativo resuelto no estaba firme porque se había apelado y que el problema radicaba en un medidor por lo que los medidores individuales no tenían nada que ver en el asunto.

 

La actora no logró acreditar el error humano o el mal funcionamiento del aparato al centrar su acción en las diferencias de facturación, mientras que la demandada acreditó su versión de los hechos que era acorde a las actuaciones administrativas en las que en ENRE resolvió a favor de Edenor

 

Por su parte Edenor cuestionó la vía elegida, destacó la presunción de legitimidad de la resolución del ENRE y resaltó que la propia actora reconoció implícitamente que el medidor funcionaba bien al cuestionar las diferencias entre períodos y no el funcionamiento del aparato, lo que sumado a las pruebas que acreditaron la existencia de una conexión ilegal que abusando el medidor de obra se suministró a las unidades individuales, la decisión debía confirmarse.

Para los camaristas Guillermo Alberto Antelo y Eduardo Daniel Gottardi, la actora no logró acreditar el error humano o el mal funcionamiento del aparato al centrar su acción en las diferencias de facturación, mientras que la demandada acreditó su versión de los hechos que era acorde a las actuaciones administrativas en las que en ENRE resolvió a favor de Edenor, y el hecho de que se haya apelado no impedía al tribunal expedirse.

Por lo tanto ante la falta de pruebas de la actora y los extremos relevados en sede administrativa es que correspondía confirmar la sentencia, con costas a la actora por su calidad de vencida.

Documento relacionado:


Estimado colega periodista: si va a utilizar parte esta nota o del fallo adjunto como "inspiración" para su producción, por favor cítenos como fuente incluyendo el link activo a http://www.diariojudicial.com. Si se trata de una nota firmada, no omita el nombre del autor. Muchas gracias.

Notas relacionadas:
Medidor modificado y recalculo de deuda mal hecho
Luz sobre las irregularidades
Corte de suministro eléctrico
Cenando a la luz de las velas
La mujer no podía cargar el dispositivo dual
Cortar los servicios es violencia
Suministro de energía eléctrica
Sin razón pero sin costas

VOLVER A LA TAPA

Diariojudicial.com es un emprendimiento de Diario Judicial.com S.A.
Propietario: Diario Judicial.com S.A. Amenábar 590 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Directora: Esther Analía Zygier. Registro de propiedad intelectual 54570890 Ley 11.723.
Descarga
la portada del diario en formato PDF

Reciba diariamente por e-mail todas las noticias del ámbito judicial.
Copyright ® 1999 - 2024 . Diario Judicial. Todos los derechos reservadores. ISSSN 1667-8486