19 de Abril de 2024
Edición 6949 ISSN 1667-8486
Próxima Actualización: 22/04/2024
Artículo 260 del Código Procesal Civil y Comercial

No hay segunda vuelta para esa prueba

La Sala D de la Cámara Comercial rechazó habilitar la producción prueba informativa en la instancia de Alzada porque consideró que la solicitud era "improponible".

La Sala D de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial rechazó una solicitud de prueba en segunda instancia, peticionada por los accionantes, en el expediente “D. J. M. y Otro c/ Banco Itau Buen Ayre S.A. s/ Ordinario”.

Los mismos pretendían ofrecer prueba confesional, informativa y documental ante la Alzada, y solicitaron la “reiteración” de cierta prueba informativa y documental.

Los camaristas Pablo Damian Heredia, Gerardo G. Vassallo y Juan R. Garibotto evaluaron que la prueba confesional no había sido ofrecida en el escrito de inicio, siendo un “requisito imprescindible”, porque sino “no existiría posibilidad de verificar los hechos que no hubieran sido objeto de este medio probatorio en la instancia anterior como lo establece el art. 260, inc. 4 del código de rito”, ya que la confesión en la alzada solo es “complementaria” de la producida en instancia anterior.

Explicaron que la prueba en segunda instancia se limita a tres situaciones que expresa el art. 260 inc 5 CPCCN en forma taxativa, “cuando se alegare un hecho nuevo posterior a la oportunidad prevista por el art. 365; cuando se tratare del caso a que se refiere el segundo párrafo del art. 366, y cuando se hubiere formulado el pedido a que se refiere el inciso segundo del art. 260”, por eso el pedido de la actora era inadmisible al no encuadrar en esos supuestos.

 

 

“La pretensión de la accionante se dirige, en realidad, a producir nuevamente en esta instancia ciertos medios de prueba similares a aquellos que ya quedaron incorporados a la causa, o fueron desistidos por esta misma aparte, o bien son tendientes a requerir la remisión de expedientes existentes al tiempo de la demanda y conocidos por él, y que pudo ofrecer en la instancia prevista por el art. 333 del código de rito, pero no lo hizo”

 

 

Por otro lado, remarcaron que la prueba informativa - documental que ahora se requería fue renunciada por la parte en la instancia anterior, teniéndosela por desistida de la misma y respecto de otro expediente habían indicado que ya se había recibido en el juzgado, y otros no fueron ofrecidos en la oportunidad que prevé el art. 333 CPCCN.

Por ello concluyeron en que “la pretensión de la accionante se dirige, en realidad, a producir nuevamente en esta instancia ciertos medios de prueba similares a aquellos que ya quedaron incorporados a la causa, o fueron desistidos por esta misma aparte, o bien son tendientes a requerir la remisión de expedientes existentes al tiempo de la demanda y conocidos por él, y que pudo ofrecer en la instancia prevista por el art. 333 del código de rito, pero no lo hizo” y eso hacía que la pretensión fuera improponible y por lo tanto debía rechazarse.



Estimado colega periodista: si va a utilizar parte esta nota o del fallo adjunto como "inspiración" para su producción, por favor cítenos como fuente incluyendo el link activo a http://www.diariojudicial.com. Si se trata de una nota firmada, no omita el nombre del autor. Muchas gracias.

Notas relacionadas:
Delitos informáticos
La IP no prueba la estafa
No respondió, pero igual ganó el juicio
La prueba a favor te juega en contra
Reunión grabada, reunión probada
Una prueba que se escucha claro
Exceso ritual electrónico
Las pruebas por las nubes
Concurso y polémica
No pasó la prueba

VOLVER A LA TAPA

Diariojudicial.com es un emprendimiento de Diario Judicial.com S.A.
Propietario: Diario Judicial.com S.A. Amenábar 590 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Directora: Esther Analía Zygier. Registro de propiedad intelectual 54570890 Ley 11.723.
Descarga
la portada del diario en formato PDF

Reciba diariamente por e-mail todas las noticias del ámbito judicial.
Copyright ® 1999 - 2024 . Diario Judicial. Todos los derechos reservadores. ISSSN 1667-8486