27 de Junio de 2017

Edición 4314. ISSN 1667-8487

Próxima Actualizacion:
28 de Junio de 2017

No cabe un preso más

El Juzgado de Ejecución Penal N° 1 de Mendoza ordenó a una penal que no aloje más presos dado el hacinamiento que sufren los internos del lugar, sumado a pésimas condiciones de higiene.

Marche preso si no paga la cuota
 Diario Judicial

Por: Diario Judicial


En los autos “HABEAS CORPUS COLECTIVO Módulos I y II de San Felipe”, la titular de la Vigésimo Primer Defensoría de Pobres y Ausentes para los Asuntos de Ejecución, presentó una acción de Habeas Corpus a favor de los internos alojados en los Módulo I y II del Complejo Penitenciario de San Felipe por las condiciones de detención a las que están sometidos.

La defensora resaltó que los internos sufren hacinamiento y que muchos de ellos deben dormir en el piso debido a la cantidad de personas por celdas y la falta de colchones. Asimismo, denunció que conviven en las celdas con cucarachas, ratas, chinches, hongos en las duchas, falta de ventilación, siendo escaso los elementos de higiene que reciben.

Por su parte, la Dirección General del Servicio Penitenciario manifestó que el Complejo Penitenciario N°II se encuentra incluido en el plan para regularizar la situación de alojamiento de los complejos penitenciarios, teniendo previsto el traslado de 340 internos, el que no puede realizarse de manera masiva, sino que se hará paulatinamente, en un lapso de seis meses como mínimo, a contar a partir del 15 de enero de 2017.

Ante ello, los integrantes del Tribunal expresaron que el Complejo Penitenciario de San Felipe cuenta con una totalidad de 660 camas, alojando al día de la fecha un total de 1073 internos que se encuentran en pésimas condiciones de habitabilidad. Por lo tanto, el hacinamiento sufrido, implica que los reclusos no puedan dormir correctamente en camas, dado que no existe la cantidad suficiente para todos.

Los jueces agregaron que tampoco se conservan correctas condiciones de higiene; y es que no sólo la inadecuada desinfección genera la aparición de ratas, cucarachas, chinches y otros insectos, sino que, además, la cantidad de duchas no alcanza para el correcto aseo diario de los internos que aloja, sin perjuicio de que tampoco funciona con normalidad el servicio sanitario en la mayoría de las celdas. 

Los magistrados sostuvieron que no queda duda alguna de que la situación constituye a todas luces una violación de los derechos propios de la dignidad humana.

Por todo lo expuesto, los jueces resolvieron hacer lugar a la acción de habeas corpus interpuesta y ordenar al complejo San Felipe la regularización de la situación. También, ordenar a la Dirección General del Servicio Penitenciario  la prohibición del alojamiento de nuevos internos.

 

visitas

¿LE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 80%
Muchas gracias por su participación
NO: 20%
¿En serio? haga click aquí y cuéntenos porque


Comentarios: