24 de May de 2024
Edición 6973 ISSN 1667-8486
Próxima Actualización: 27/05/2024

Un beso y ¿un jury?

El STJ de Chubut finalizó la investigación administrativa contra la jueza Mariel Suárez, que fue noticia por ser denunciada por el presunto beso a un preso, y consideró que la funcionaria "puso en jaque" su deber de imparcialidad. Las actuaciones fueron elevadas al Consejo de la Magistratura que decidirá si habrá sanción.

El Superior Tribunal de Justicia de Chubut le envió al Consejo de la Magistratura las conclusiones del sumario realizado a la jueza de Comodoro Rivadavia Mariel Suárez, conocida por besarse con el interno Cristian “Mai” Bustos en el Instituto Penitenciario Provincial, y donde se especificó que violó tres normas.

La investigación detalló que el 29 de diciembre de 2021 "Suárez exhibió su credencial para ingresar fuera del horario de visitas al penal de ruta 3 para visitar al Bustos, condenado a prisión perpetua un día antes por un Tribunal que ella presidía. El objetivo era entrevistarlo para un libro".  El encuentro se desarrolló de modo "deslucido y desajustado" al cargo de juez.

 

Los oficiales de la unidad declararon que observaron "un saludo no habitual", ya que la jueza y el preso "se toman de la cintura, se dan un beso en la mejilla y se sientan en el suelo detrás de un escritorio". Ampliaron que les llamó la atención que "se acercan demasiado uno al otro, presumiendo que se dan un beso", y se vieron "caricias de pelo y selfies".

 

En el recinto había sillas y escritorio pero se sentaron juntos en el piso, muy cerca. "Mientras conversaban, se besaban: él acarició su cabello y Suárez tomó fotografías tipo selfie de ambos con un celular", agregó el informe. Al día siguiente se vieron de nuevo y "ya conociendo el lugar se sentaron en sillas en una ubicación tal que no podía ser tomada por las cámaras".

Los oficiales de la unidad declararon que observaron "un saludo no habitual", ya que la jueza y el preso "se toman de la cintura, se dan un beso en la mejilla y se sientan en el suelo detrás de un escritorio". Ampliaron que les llamó la atención que "se acercan demasiado uno al otro, presumiendo que se dan un beso", y se vieron "caricias de pelo y selfies".

Una cabo de la Sección Visitas dijo que la jueza entró con computadora, su celular, caramelos, sanwiches y un budín. Su jefe de turno le comentó que "estuvieron muy cercanos, parecía que se estaban besando y por tal motivo, los filmó". 

 

Con su conducta, Suárez "renunció a su rol jurisdiccional, el cual no había fenecido y que siempre debe prevalecer respecto de cualquier otra tarea que desee desempeñar" y sabiendo que la filmaban "vulneró las normas de seguridad, se sentó en el piso con un interno recientemente condenado por ella y tuvo estrechos acercamientos físicos, muestras de confianza y afición".

 

El sumario indicó que la jueza violó el artículo 10 inciso B del Reglamento lnterno General al no "observar una conducta decorosa compatible con la dignidad de la función judicial"; el artículo 13 de la Ley de Ética de la función pública de "deber de conducirse apropiadamente en público", y el artículo 17 del Código de Procedimientos Penal que habla de "igualdad entre las partes e imparcialidad".

El sumario concluyó con que "está reñida con la ética judicial que se exige a los jueces" y, si bien no se cuestiona que "su actividad narrativa ni que Bustos y su historia personal, sean su fuente de inspiración", Suárez se sirvió de su condición de magistrada para ingresar al penal por un tema ajeno a su trabajo.

"Los jueces tienen actividad jurisdiccional y una vida personal que deben armonizar en lo público con su función. La sociedad necesita tranquilidad espiritual al observar qué hacen de su vida pública aquellos que deciden sobre la suya; demandan probidad en su actividad extra judicial", advirtió la sumariante. Un juez debe saber que "se le exigirá un plus en su desenvolvimiento, una exigencia mayor que si se tratara de un ciudadano que no decide sobre la vida de las personas".

Con su conducta, Suárez "renunció a su rol jurisdiccional, el cual no había fenecido y que siempre debe prevalecer respecto de cualquier otra tarea que desee desempeñar" y sabiendo que la filmaban "vulneró las normas de seguridad, se sentó en el piso con un interno recientemente condenado por ella y tuvo estrechos acercamientos físicos, muestras de confianza y afición".


Estimado colega periodista: si va a utilizar parte esta nota o del fallo adjunto como "inspiración" para su producción, por favor cítenos como fuente incluyendo el link activo a http://www.diariojudicial.com. Si se trata de una nota firmada, no omita el nombre del autor. Muchas gracias.

VOLVER A LA TAPA

Diariojudicial.com es un emprendimiento de Diario Judicial.com S.A.
Propietario: Diario Judicial.com S.A. Amenábar 590 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Directora: Esther Analía Zygier. Registro de propiedad intelectual 54570890 Ley 11.723.
Descarga
la portada del diario en formato PDF

Reciba diariamente por e-mail todas las noticias del ámbito judicial.
Copyright ® 1999 - 2024 . Diario Judicial. Todos los derechos reservadores. ISSSN 1667-8486