21 de May de 2024
Edición 6970 ISSN 1667-8486
Próxima Actualización: 22/05/2024
Son "meros instrumentos"

Al escribano no le dieron una mano

La Cámara Civil estimó que “carecen de idoneidad” como prueba una serie de correos electrónicos impresos al entender que “la mera certificación notarial no permite acreditar la autenticidad”.

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil estimó que “carecen de idoneidad” como prueba una serie de correos electrónicos impresos, argumentando que “la mera certificación notarial no permite acreditar la autenticidad”.

En primera instancia se rechazó la demanda por daños y perjuicios derivados de la resolución del contrato de concesión comercial, la reivindicación de bienes de su propiedad, así como la nulidad de un contrato de concesión. Esta decisión fue confirmada por el Tribunal de Alzada.

En el caso, el actor presentó como prueba correos electrónicos, pero los jueces de Alzada consideraron que “carecen de la idoneidad” ya que “la mera certificación notarial no permite acreditar la autenticidad”.

“Ello particularmente porque no se encuentra identificada, aun someramente, la dirección IP de los remitentes y receptores de los correos de marras (fundamentales para establecer el origen de tales misivas electrónicas), ni aparece ofrecida prueba pericial informática a fin de establecer la autenticidad de tales piezas”, añadieron los vocales de la Sala G.

 

“Esos meros instrumentos impresos, que al menos sirven para individualizar el material susceptible de peritación, no han sido pues materia de prueba idónea al efecto respecto de su integridad y autenticidad informática, en virtud del desconocimiento de tal documental habida en el responde”, remató la sentencia.

 

Los jueces reconocieron al correo electrónico en la “categoría de los llamados 'documentos digitales o electrónicos' -hoy instrumentos particulares no firmados-, (…) susceptible pues de ser acreditado mediante prueba idónea en cuanto a su integridad y autenticidad”.

De este modo, la Cámara Civil concluyó que la “mera impresión en papel y enunciación (…) solo refiere a la exhibición y cotejo de una casilla de correo provista por el actor” y “no aparece un elemento suficiente para abonar la mentada autenticidad de tales correos electrónicos”.

“Esos meros instrumentos impresos, que al menos sirven para individualizar el material susceptible de peritación, no han sido pues materia de prueba idónea al efecto respecto de su integridad y autenticidad informática, en virtud del desconocimiento de tal documental habida en el responde”, remató la sentencia.



Estimado colega periodista: si va a utilizar parte esta nota o del fallo adjunto como "inspiración" para su producción, por favor cítenos como fuente incluyendo el link activo a http://www.diariojudicial.com. Si se trata de una nota firmada, no omita el nombre del autor. Muchas gracias.

VOLVER A LA TAPA

Diariojudicial.com es un emprendimiento de Diario Judicial.com S.A.
Propietario: Diario Judicial.com S.A. Amenábar 590 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Directora: Esther Analía Zygier. Registro de propiedad intelectual 54570890 Ley 11.723.
Descarga
la portada del diario en formato PDF

Reciba diariamente por e-mail todas las noticias del ámbito judicial.
Copyright ® 1999 - 2024 . Diario Judicial. Todos los derechos reservadores. ISSSN 1667-8486