12 de Julio de 2024
Edicion 7003 ISSN 1667-8486
Próxima Actualización: 15/07/2024

Una mala cédula te deja sin divorcio

La justicia de Río Negro anuló un juicio de divorcio tras una fallida notificación a la mujer con una cédula enmendada. Los jueces calificaron al hecho como una maniobra maliciosa por parte de su marido.

Una mujer del Alto Valle consiguió anular el trámite de su divorcio luego de probar una maniobra maliciosa por parte de su marido, tras ser notificada del juicio en un domicilio secundario, a pesar de que la contraparte sabía que en ese momento ella estaba realizando un tratamiento médico en otra ciudad.

En el expediente que tramita en uno de los Juzgados de Familia de Cipolletti la mujer reconoció que el edificio donde fue enviada la cédula era su domicilio, aunque la contraparte sabía que en ese momento ella había viajado a otra provincia para someterse a un tratamiento médico. Consignó que como tienen hijos en común, el hombre conocía con seguridad que ella estaba de viaje.

La mujer fue declarada en rebeldía en el proceso,  como consecuencia de la falta de notificación del juicio de divorcio promovido por su marido. Es decir, no tuvo posibilidades ni de contestar la demanda ni de ejercer su defensa.

Además la notificación tuvo otras irregularidades. La cédula debía ser notificada “bajo responsabilidad de la parte” cuya modalidad es excepcional y limitada. En este caso el juzgado aceptó porque el marido insistió en que ese era el verdadero domicilio de la mujer.  

En este caso, la cédula fue dejada en un buzón general de un edificio de departamentos habitado por muchas personas, con portón adelante, donde cualquiera de los habitantes tiene acceso. Tampoco se cumplió con la obligación de concurrir una segunda vez para el caso de que en la primera visita la mujer no estuviera en el sitio.

Tampoco se cumplió con la obligación de concurrir una segunda vez para el caso de que en la primera visita la mujer no estuviera en el sitio.

El fallo que dispuso la nulidad de todas las actuaciones entendió que la actitud de la parte actora en el juicio atentó contra los principios de buena fe y lealtad procesal. También consideró que esa notificación fallida impidió “nada más y nada menos que el derecho de defensa de la accionada, quien no ha podido presentarse oportunamente en las presentes actuaciones a fin de hacer valer sus derechos y defensas, y ofrecer prueba al efecto”.

Además se resolvió que las costas del proceso deben correr por cuenta de la parte actora. La sentencia fue apelada pero la Cámara Civil y Comercial de Cipolletti convalidó la nulidad del juicio de divorcio. 

 

 

 

 

 

 

 

Aparecen en esta nota:
divorcio mujer anulación cédula

Estimado colega periodista: si va a utilizar parte esta nota o del fallo adjunto como "inspiración" para su producción, por favor cítenos como fuente incluyendo el link activo a http://www.diariojudicial.com. Si se trata de una nota firmada, no omita el nombre del autor. Muchas gracias.

VOLVER A LA TAPA

Diariojudicial.com es un emprendimiento de Diario Judicial.com S.A.
Propietario: Diario Judicial.com S.A. Amenábar 590 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Directora: Esther Analía Zygier. Registro de propiedad intelectual 54570890 Ley 11.723.
Descarga
la portada del diario en formato PDF

Reciba diariamente por e-mail todas las noticias del ámbito judicial.
Copyright ® 1999 - 2024 . Diario Judicial. Todos los derechos reservadores. ISSSN 1667-8486