12 de Julio de 2024
Edicion 7003 ISSN 1667-8486
Próxima Actualización: 15/07/2024

El casamiento no es una buena excusa

La Cámara Nacional del Trabajo rechazó la pretensión de un trabajador que solicitó la indemnización por matrimonio prevista en el artículo 182 L.C.T. Los camaristas señalaron que ninguno de los testigos sabía que el trabajador iba a contraer matrimonio antes del despido, y que no presentó prueba alguna que indique haber notificado a su empleador de manera fehaciente. FALLO COMPLETO

 
Los jueces Mario Fera y Juan Fernández Madrid, integrantes de la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, en los autos caratulados “Olmedo Crispulo Cesar c/Santa Fe 1898 s/despido”, entendieron que el trabajador no probó de forma alguna que efectivamente su empleador conocía que iba a contraer matrimonio, y que esa circunstancia obsta totalmente la procedencia de la indemnización solicitada por dicho rubro.

Tanto el actor como el demandado recurrieron la sentencia del magistrado de primera instancia que hizo lugar parcialmente a la pretensión esgrimida en el escrito de inicio.

El accionante se agravió que el magistrado de grado no haya hecho lugar al rubro de indemnización por matrimonio dispuesta en el artículo 182 L.C.T.

Por su parte, la demandada se agravió que la demanda haya prosperado por las horas extra. Criticó el monto de estas, y solicitó que se revoque el rubro por la no entrega del certificado del artículo 80 L.C.T., ya que este se encontraba a disposición del trabajador y este no lo retiró.

El tribunal rechazó el recurso del actor sobre el rubro del artículo 182 L.C.T. Para fundar su decisión, la alzada observó que ninguno de los testimonios obrantes en el expediente acreditaban el conocimiento del empleador sobre el matrimonio que contrearía el actor.

De hecho, ni siquiera sus compañeros conocían que se iba a casar, y se apreció también la inexistencia de ausencias ni licencia alguna del actor durante los meses anteriores al distracto, que se produjo por circunstancias diferentes al matrimonio.

Tampoco acogió la crítica de la demandada sobre la procedencia de las horas extras y su liquidación, por no consistir en una crítica seria y razonada de los fundamentos utilizados por el a quo en su decisorio.

Coincidió igualmente con la accionada, que el actor no pudo probar que fuera a buscar el certificado del artículo 80 L.C.T., o que este le fuera negado, ya que en los telegramas se lee que dicho certificado estaba a su disposición, por lo que revocaron dicho rubro de la liquidación estipulada por el magistrado de grado -$2.823,36-.

Por ello, la Cámara Nacional del Trabajo confirmó parcialmente la sentencia recurrida, condenando a la demandada al pago de $24.552,73 por las horas extras laboradas y el despido producido, cuya causa no fue el matrimonio del actor.



dju / dju
Documento relacionado:

Estimado colega periodista: si va a utilizar parte esta nota o del fallo adjunto como "inspiración" para su producción, por favor cítenos como fuente incluyendo el link activo a http://www.diariojudicial.com. Si se trata de una nota firmada, no omita el nombre del autor. Muchas gracias.

VOLVER A LA TAPA

Diariojudicial.com es un emprendimiento de Diario Judicial.com S.A.
Propietario: Diario Judicial.com S.A. Amenábar 590 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Directora: Esther Analía Zygier. Registro de propiedad intelectual 54570890 Ley 11.723.
Descarga
la portada del diario en formato PDF

Reciba diariamente por e-mail todas las noticias del ámbito judicial.
Copyright ® 1999 - 2024 . Diario Judicial. Todos los derechos reservadores. ISSSN 1667-8486