12 de Julio de 2024
Edicion 7003 ISSN 1667-8486
Próxima Actualización: 15/07/2024

Usucapión abreviada

La Cámara Civil revocó un fallo de primera instancia e hizo lugar a una demanda para usucapir un inmueble pese a que solicitante no cumplía con el tiempo que marca la ley. Los jueces tuvieron en cuenta que el poseedor anterior le entregó al actual, en 1991, mediante un contrato de cesión, todos los derechos del inmueble que habitaba desde 1958, aunque tampoco era el dueño. Y que durante ese lapso se pagaron los impuestos. FALLO COMPLETO

 
Lo resolvió la Sala D de la Cámara de Apelaciones en lo Civil en autos “Sosa c/Propietarios Acasusso” a raíz del recurso interpuesto contra la sentencia de primera instancia que rechazó la demanda por “usucapión” entablada por Alicia Josefina Sosa contra los titulares del inmueble sito en la calle Acasusso 5878/80 de esta Ciudad.

La apelante se queja por cuanto el juez de grado rechazó su pretensión con un criterio “extremadamente formalista y restrictivo”, subrayando que en septiembre de 1991, Gigino Vivacqua -su cedente- aún poseía el inmueble. Y destacó la existencia de una factura telefónica que data de 1984, acto posesorio que revela tanto la existencia del corpus por el uso como del animus domini por su efectivo pago.

Además, se agravia la quejosa por la valuación que hizo el magistrado de los testimonios practicados por Di Ganzia, Medardo Valez y Miranda, todos los cuales declararon que la accionante efectivamente vive en el predio en cuestión desde hace unos 10 ó 15 años.

El juez Martínez Álvarez votó por revocar la sentencia apelada (criterio que fue acompañado por sus colegas) por entender que la prueba rendida demuestra que se cumplieron los recaudos que la ley estima necesarios para cancelar el dominio respecto de un titular y simultáneamente hacerlo nacer en cabeza de la aquí accionante.

En su demanda, Sosa relata que Gigino Vivacqua ocupó el inmueble de la calle Acasusso desde el año 1958, en forma pública, ostensible, pacífica e ininterrumpida; que ejercitó la posesión material con animus domini, realizó diversas refacciones y trabajos de mantenimiento y pagó diferentes impuestos, razón por la cual posee título hábil para usucapir. Luego, en 1991, el Sr. Vivacqua cedió a su favor –por escritura pública- todos los derechos y acciones que le correspondían sobre dicho inmueble.

Analizada dicha escritura, el juez preopinante admitió que “no quedan dudas respecto a la voluntad manifestada por la cesionaria de tales derechos de continuar con la posesión alegada por Vivacqua”. Además, aclaró que “la ley no exige que el usucapiente se encuentre, en el momento de interponer la demanda, en la posesión real y efectiva del inmueble”. “Es suficiente que demuestre haber poseído por el tiempo y en la forma que la ley prescribe, cualquiera sea la época en que ese hecho posesorio acaeció, operándose a partir de allí una accesión de posesión”, dijo.

Respecto al pago de impuesto, los jueces le otorgaron sustento a las boletas acompañadas por el período 1962-1991, salvo los últimos años, las cuales figuran a nombre de una persona distinta al cedente Vivacqua. “Ello no es óbice para considerarlas sustento de la pretensión de autos: la ley admita la acreditación de pago aunque los recibos no figuren a nombre de quien invoca la posesión haciendo jugar la presunción de que el tenedor de los recibos es el solvens debe considerarse especialmente el pago por parte del poseedor de impuestos o tasas que gravan el inmueble, aunque los recibos no figuren a nombre de quien invoca la posesión”.

Los jueces entendieron que la nutrida prueba documental producida -de carácter objetivo e independiente- con más la testifical ponderada, resultan suficientemente asertivas en cuanto demuestran la realización de actos realizados con animus domini, tanto por el cedente como por la cesionaria accionante, superando con creces el tiempo legal que prescribe el citado art. 4016 del Código de Vélez.

Por todo ello, el tribunal revocó el fallo apelado e hizo lugar a la acción entablada, declarando adquirido por usucapión a favor de Alicia Josefina Sosa el inmueble sito en esta Ciudad Autónoma de Buenos Aires, calle Acasusso n° 5878/80.

dju / dju
Documento relacionado:

Estimado colega periodista: si va a utilizar parte esta nota o del fallo adjunto como "inspiración" para su producción, por favor cítenos como fuente incluyendo el link activo a http://www.diariojudicial.com. Si se trata de una nota firmada, no omita el nombre del autor. Muchas gracias.

VOLVER A LA TAPA

Diariojudicial.com es un emprendimiento de Diario Judicial.com S.A.
Propietario: Diario Judicial.com S.A. Amenábar 590 Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Directora: Esther Analía Zygier. Registro de propiedad intelectual 54570890 Ley 11.723.
Descarga
la portada del diario en formato PDF

Reciba diariamente por e-mail todas las noticias del ámbito judicial.
Copyright ® 1999 - 2024 . Diario Judicial. Todos los derechos reservadores. ISSSN 1667-8486