Noticias
Legalización de vehículos de contrabando

Robe en Argentina, úselo en Bolivia


Por: Diario Judicial @diariojudicial notas@diariojudicial.com

Bolivia tiene una nueva Ley que permitirá regularizar y sanear la situación de vehículos que carecen de la documentación correspondiente,  también conocidos como autos “chutos”. Voces a favor y en contra. Resumen de los principales aspectos de la norma.


La Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) de Bolivia aprobó una nueva Ley que permitirá la regularización de automóviles indocumentados. Los vehículos ingresaron a Bolivia de contrabando y muchos de ellos fueron robados en Argentina, Brasil y Chile.

La norma fue promulgada en el día de ayer por el primer mandatario del país vecino, Evo Morales, pese a las protestas de algunos ciudadanos, importadores y choferes.

La norma se denomina “Ley de Saneamiento Legal, Automotores a Gasolina, Gas Natural, Gas Vehicular y Diesel”. La Cámara de origen fue el Senado, y su sanción definitiva tuvo lugar en la Cámara de Diputados de Bolivia que aprobó la Ley por mayoría de votos del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), y la envió de inmediato al Poder Ejecutivo para su promulgación.

El artículo 1 de la Ley de Saneamiento determina que el objeto de la normativa es el de establecer “por única vez” un “programa de saneamiento legal” de vehículos automotores a gasolina, gas natural vehicular y diesel, así como también de tractores, maquinaria agrícola, remolques, etc., que estén “indocumentados”, y que al momento de promulgación de la norma se encuentren en el territorio aduanero nacional, en depósitos aduaneros o zonas francas nacionales.

La Ley concede un plazo de quince días hábiles a los propietarios de vehículos que reúnan las condiciones del artículo 1 para llevar adelante el procedimiento que establezca el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, mediante la resolución correspondiente.

Las exigencias que tendrán que cumplir quienes pretendan acceder a este beneficio legal son: a) la presentación de un certificado emitido por la policía de Bolivia que acredite que no existe una denuncia por robo, b) el pago de los tributos de importación que exija la aduana y c) el pago de una multa equivalente al 50% del valor del tributo a pagar.

Están excluidos de la Ley de Saneamiento los automóviles que posean una resolución ejecutoriada en sede administrativa o judicial, los que estén en condiciones de chatarra o chocados, los que tengan sus elementos identificatorios adulterados, los que tengan el volante a la derecha y los que a la fecha de publicación de la norma estén fuera del territorio boliviano.

El primer mandatario de Bolivia dio su apoyo a esta Ley de “amnistía” pues según señaló estos rodados ilegales son adquiridos por la gente pobre, para mejorar su status, dado que son más baratos. Además indicó que todos los individuos tienen derecho a tener un auto.

La nueva ley ha originado ya una avalancha de automóviles desde las fronteras hacia el interior de Bolivia. Los vehículos que entraron a Bolivia de contrabando, son en su mayoría robados en países vecinos.

El gobierno ha manifestado que se prevé la legalización de entre diez y veinte mil “chutos”, como se les denomina popularmente en Bolivia a los vehículos que carecen de documentación. Sin embargo, los opositores a esta norma señalan que podría tratarse de más de cien mil rodados.

Entre tanto, la oposición parlamentaria acudió ante el Ministerio Público y planteó una querella penal con el objeto de invalidar la Ley que perdona delitos económicos como el contrabando. La querella fue entablada por los diputados de la Unión Nacional (UN), Elizabeth Reyes y Jaime Navarro, contra los senadores del MAS, Isaac Ávalos y Fidel Surco por instigación pública al delito de contrabando y resoluciones contrarias a la Constitución.

Entre los sectores que se oponen a la Ley de Saneamiento se encuentra la Confederación de choferes de Bolivia, que sostiene que esta norma desembocará en que el tráfico sea un verdadero caos y en serios problemas para obtener combustibles. 

Muchos medios chilenos, también criticaron la iniciativa boliviana. "El tráfico de drogas y el robo de vehículos van de la mano en la frontera entre Bolivia y Chile, donde se hacen “trueques” para cambiar un auto por kilos de cocaína" alertaron. 

La legalización de vehículos indocumentados en Bolivia puso en alerta a las autoridades del norte de Chile que temen que la medida, avalada por ley, dispare el robo de autos en el  país vecino.
  El fiscal especializado en robo de vehículos del Ministerio Público de Tarapacá, Patricio Llancamán, explicó al periódico El Mercurio de Santiago que hay una alerta especial ya que la amnistía podría llevar a un aumento de la "demanda" de autos robados, especialmente en Iquique, Antofagasta y Santiago. Argentina y Brasil, también enfrentan el mismo problema.

Por su parte, el presidente Evo Morales defendió la promulgación de esta polémica ley argumentando que muchos de esos vehículos que no tienen los permisos reglamentarios son propiedad de "gente pobre". "Todos tenemos derecho a tener nuestro auto", expresó el mandatario. "La ley ya está promulgada, estamos en el plazo, no hay nada que debatir", enfatizó.



dju

Relacionadas

Las consecuencias del contrabando de automotores

La Aduana condenada por falso contrabando

Contrabando bajo el escudo del Mercosur

Comentarios

Más notas de Noticias


El acuerdo más resistido


Papel prensa liberado


Campañas políticas controladas


Fecha límite para la discusión de Ganancias


A dar explicaciones al Consejo


La 'Ley Micaela' va a sesiones extraordinarias


La "platita" de la política bajo control