Noticias
Secuelas del caso Melazo

Vacaciones forzadas para un camarista bonaerense


Por: Diario Judicial @diariojudicial notas@diariojudicial.com

La Corte bonaerense suspendió por 90 días al juez de Casación Penal Martín Ordoqui, acusado de integrar la megabanda de policías, ladrones, barrabravas, presos y funcionarios judiciales, entre los cuales se encuentra el ex juez César Melazo.


El máximo tribunal de Justicia de la provincia de Buenos Aires le otorgó una licencia de tres meses al integrante de la Sala V de Casación Penal, Martín Manuel Ordoqui, mientras se investiga su vínculo con la megabanda delictiva integrada por policías, ladrones, barrabravas, presos y funcionarios judiciales.

La resolución, que lleva las firmas de Eduardo Pettigiani, Eduardo de Lázzari, Héctor Negri Daniel Soria, Luis Genoud e Hilda Kogan, fue solicitada por  el procurador Julio Conte Grand, quien pidió que por la gravedad de la denuncia se le aplique una licencia al magistrado.

 

Ordoqui ya fue notificado de la imputación de los delitos de asociación ilícita, homicidio, encubrimiento y tráfico de influencias agravado, pero no fue detenido debido a que tiene fueros.

 

Los miembros del Máximo Tribunal expresaron que "surge la imperiosa necesidad de adoptar en el ámbito de las facultades de superintendencia del Tribunal, acciones de carácter urgente que permitan garantizar la efectividad de la investigación en las distintas esferas de responsabilidad comprometidas en el ejercicio de la actividad jurisdiccional, como así también evitar la repetición de eventuales irregularidades".

Los jueces explicaron que, más allá de lo que decida el Jurado de Enjuiciamiento, la Corte "cuenta con suficientes atribuciones para intervenir en toda cuestión que pudiera afectar la normal prestación del servicio de justicia, y debe por tanto velar por todo lo que hace al correcto desempeño del magistrado bajo su superintendencia, en resguardo de los derechos de quienes acuden a los estrados judiciales de su jurisdicción en demanda de justicia".

La decisión fue tomada a raíz de la investigación de la fiscal Betina Lacky, quien consideró que Ordoqui cobró $500.000 a cambio de otorgarle la prisión domiciliaria a los imputados por el crimen de Juan Farías, ocurrido el 1° de diciembre de 2010 en un departamento del barrio de La Loma.

Ordoqui ya fue notificado de la imputación de los delitos de asociación ilícita, homicidio, encubrimiento y tráfico de influencias agravado, pero no fue detenido debido a que tiene fueros.

Comentarios

Más notas de Noticias


Abogados en su día


Problemas de competencia para los aportes truchos


El baile de las sillas


Más ayuda por las muertes de los abortos clandestinos


La violencia contra personas LGBT llega a la Corte IDH


Extinción de dominio y muchas dudas