Noticias

Alerta sanitaria


Por: Diario Judicial @diariojudicial notas@diariojudicial.com

El fuero penal registró un nuevo caso de tuberculosis y encendió las alarmas entre los empleados y funcionarios judiciales. La UEJN solicitó a la Corte Suprema medidas de prevención para combatir y evitar los contagios.


Un nuevo caso de tuberculosis en el fuero penal encendió las alarmas. Se trata de una trabajadora del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°23, ubicado en el quinto piso de los tribunales de Talcahuano 550.

El primer contagio se conoció meses atrás, cuando la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN) denunció que, a causa del contacto con un detenido que poseía la enfermedad, un agente del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 30 fue infectado.

Ante esta situación, la Cámara del Crimen resolvió la elaboración de un protocolo para el traslado de detenidos “con enfermedades infecto-contagiosas". Además, el Sistema Interinstitucional de Control de Cárceles, presidido por el juez de Casación Federal Gustavo Hornos, pidió al Servicio Penitenciario Federal informes sobre “planes de prevención y vacunación contra la tuberculosis y otras enfermedades”.

En tanto, el Consejo de la Magistratura, la Dirección de Medicina Preventiva de la Corte Suprema de Justicia, la ART y la UEJN decidieron impulsar un programa de concientización con folletería y capacitación a los trabajadores. También se estipuló la creación de un mapa de los sectores de la justicia expuestos a factores de riesgo que ameritan un control periódico de salud a cargo de la ART.

Sin embargo, la noticia de un nuevo contagio alertó al gremio comandado por Julio Piumato, quien envió una nota al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, solicitando la clausura y desinfección de la dependencia.

En la nota, Piumato requirió un "efectivo programa de prevención" para combatir y evitar las diferentes enfermedades infecto-contagiosas. En este sentido, advirtió que la única medida que se tomó hasta ahora fue “circular un mail con algunas recomendaciones”.

 

El primer boletín sobre tuberculosis en la Argentina, publicado en abril último, reveló que durante 2016 se notificaron 11.560 casos, lo que conforma una tasa de 26,5 cada 100 mil habitantes.

 

De este modo, el gremio de los judiciales pidió nuevamente la elaboración de un protocolo específico para casos de tuberculosis, como así también extremar medidas de prevención, tales como la ventilación de los ambientes, higiene y desinfección de los mismos.

También solicitaron que se advierta a las distintas autoridades penitenciarias para que "adopten medidas serias de constatación previa a la presentación de quienes se hallan privados de su libertad en los distintos juzgados".

Según información del Ministerio de Salud, la tuberculosis se contagia de persona a persona, a partir de las gotas cargadas de bacilos producidas por las personas enfermas al toser, estornudar o escupir. El contacto semanal de más de 30 horas, con una persona enferma, en un ambiente cerrado y poco ventilado, aumenta el riego de enfermar.

El primer boletín sobre tuberculosis en la Argentina, publicado en abril último, reveló que durante 2016 se notificaron 11.560 casos, lo que conforma una tasa de 26,5 cada 100 mil habitantes. La mitad se registra en población en edad productiva -20 a 44 años- y la mortalidad por esta patología alcanzó a 757 personas lo que expresa una tasa de 1,7 muertes por cada 100 mil habitantes.

Relacionadas


Liga judicial contra la tuberculosis


Contrajo tuberculosis en el hospital y ahora deben indemnizarlo

Comentarios

Más notas de Noticias


Profesionales contra el posnet


Lijo respira tranquilo


Sin trolls en las próximas elecciones


Punto final para el juez Arias


A dar la cara en Facebook y Twitter


El debate del glifosato llega a Tribunales