Reportajes
Claudio Presman. Interventor del INADI

"Necesitamos una ley antidiscriminatoria más ágil y más moderna que abarque todos los problemas actuales"


Por: Cindy Monzón cindy@diariojudicial.com

Claudio Presman es abogado, se desempeñó como Diputado porteño, Defensor Adjunto del Pueblo y actualmente es el nuevo Interventor en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). En una charla exclusiva con Diario Judicial habló sobre sus líneas de trabajo y destacó la necesidad que hacer coincidir las leyes con los tiempos que se viven.


El Interventor en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Claudio Presman, recibió en exclusiva a Diario Judicial en su oficia ubicada en Avenida de Mayo, a metros del Congreso de la Nación . El abogado destacó la necesidad de trabajar en una nueva Ley Antidiscriminatoria que acompañe las problemáticas sociales actuales y la importancia de la educación en los problemas de discriminación.
 

Cuándo usted asumió el cargo habló de trabajar para construir  una sociedad más igualitaria, ¿qué plan de trabajo elaboró para llegar a ese objetivo?

Yo vengo de una militancia en el campo de Derechos Humanos y cuando llegué acá me dio la sensación de que teníamos que trabajar en pos de un cambio cultural que Argentina necesita para achicar la grieta. No me refiero a la grieta de la que todos hablan, sino de una real que existe, sobre todo en temas de discriminación. Estoy convencido de que la violencia arranca con un proceso de discriminación, con problemas concretos de discriminación, por ejemplo, a discapacitados, a la mujer o cuestiones de religión. El organismo tiene dos esferas fundamentales: una es la denuncia. Cualquier ciudadano que vea vulnerados sus derechos puede asistir acá, para que el INADI dé un dictamen que luego puede ser usado en una causa judicial. Por otra parte, y me parece lo más importante del organismo, es que actúa como un generador de políticas públicas que tiendan a bajar los niveles de violencia. Actuamos de oficio en muchos casos y damos muchas capacitaciones. Firmamos acuerdos con la intención de llevar todo el material a cada una de las provincias.

 

¿Parte del plan es, por ejemplo,  la decisión de constituirse como querellantes en causas sensibles y trascendentales como fue el juicio por el travesticidio de Diana Sacayán?

Si, la verdad que fue un caso muy interesante y es una decisión que viene ya de la gestión anterior. Asumimos un rol muy activo acompañando a la familia, que al principio le costó confiar, pero entendimos que marcó un hito importante porque se trató de un crimen de odio. Trabajamos en conjunto con el abogado que representó a la familia y siempre con la idea de generar un precedente.
 

Está a punto de presentarse el nuevo Código Penal y quisiera saber, desde su experiencia como abogado y luego legislador, ¿cuáles piensa que son los puntos débiles de nuestra legislación actual que no ayudan a erradicar la discriminación?

Me parece que en relación a la discriminación, se necesita una nueva Ley Antidiscriminatoria más moderna, más ágil y que abarque un montón de cuestiones nuevas. La ley que tenemos es de 1985, era buena pero quedo vieja. Cambió el mundo, hoy suceden cosas que en su momento no estaban contempladas. Me parece que la clave para la mejora del Código es la modernidad. Igualmente, me parece que los Códigos no terminan de resolver estas cuestiones. El Código puede reparar el daño pero hasta que no haya un cambio cultural no alcanza.
 

¿Están trabajando en un nuevo proyecto de ley?

Si, estamos trabajando en un proyecto que contemple cuestiones como HIV, un montón de cosas nuevas que hay que incorporar a la ley. La anterior hablaba de cosas que hoy no están. Cuando se creó solo hablaba de xenofobia y racismo, no se hablaba de diversidad sexual, no se contemplaba la posibilidad del matrimonio igualitario. Se ha crecido un montón por eso necesitamos rediscutir esta ley.
 

¿Como es el proceso al que se somete una persona que sufrió un acto de discriminación?

Cualquier persona que sufre un acto de discriminación puede realizar la denuncia ante el organismo. Se puede denunciar todo tipo de discriminación, cualquiera sea el motivo en que ésta se base (etnia, nacionalidad, religión, sexo, etcétera) o en el ámbito en el que suceda (educación, empleo, salud, etcétera). La denuncia tiene carácter de declaración jurada, por lo tanto, debe hacerse por escrito con la firma de la persona interesada. A su vez, el INADI cuenta con un equipo interdisciplinario que ayudará a la víctima a afrontar el proceso.
 

¿Considera que, en muchos casos, las personas desconocemos que sufrimos actos discriminatorios?

Absolutamente. Pasa mucho y por eso destaco la necesidad de la educación, como algo primordial, en estos temas. Puntualmente, una persona sufre un acto de discriminación cuando se menoscaba el pleno ejercicio de sus derechos y garantías utilizando como pretexto su género, etnia, creencias religiosas o políticas, nacionalidad, situación social o económica, orientación sexual, edad, capacidad o caracteres físicos, entre otras condiciones.

Comentarios

Más notas de Reportajes


"Los abogados pueden registrar lo que argumentan en una demanda"


"Buscamos una abogacía innovadora y tecnológicamente avanzada"


"Llegó la hora de migrar hacía un sistema acusatorio"


“Van a seguir existiendo los abogados, pero no se sabe cómo será su trabajo”


"Estamos preparados para el traspaso"


"El abogado o juez que no se capacita se convierte en verdugo"