Noticias por fuero / Superior Tribunal Provincial

Sin perdón de Dios


Por: Diario Judicial @diariojudicial notas@diariojudicial.com

La Corte Suprema de Corrientes ratificó la condena de un sacerdote por abuso sexual simple de una menor, a pesar de que originalmente había sido acusado de corrupción de menores.


En los autos "A. C. R. s/ corrupción de menores agravada por la edad de la victima -capital- expte. N° 9694 del T.O.P. N° 2", el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Corrientes ratificó la condena contra un sacerdote por abuso sexual simple de una menor.

Los miembros de la Corte confirmaron la sentencia que condenó al párroco a la pena de 12 años de prisión por el delito de abuso sexual simple, gravemente ultrajante, agravado por su condición de Ministro de Culto.

 

La niña abusada era hija de una mujer amiga del cura y los hechos ocurrieron entre fines de 2008 y mediados de 2009, en reiteradas oportunidades,mientras el condenado estuvo a cargo de la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Corrientes.

 

Los jueces resaltaron que "se tuvo por acreditados los hechos, que se complementaban con la declaración testimonial prestada por la psicóloga particular que asistió a la niña para un tratamiento terapéutico, que contemplaba entrevistas de donde surge la existencia de tocamientos del imputado a la víctima como se describieron en la pieza acusatoria".

En esa línea, los magistrados añadieron que se confirmó "la veracidad de los episodios vividos por la niña, a lo que se sumó la entrevista a la menor en Cámara Gessell, que aporta otros elementos que contribuyen a que se tenga por acreditado el hecho que fundamenta la sentencia".

La niña abusada era hija de una mujer amiga del cura y los hechos ocurrieron entre fines de 2008 y mediados de 2009, en reiteradas oportunidades,mientras el condenado estuvo a cargo de la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Corrientes.

Según las declaraciones durante el juicio, la madre de la niña forjó una amistad con el religioso luego de divorciarse y acudir a la iglesia en busca de una contención, tras lo cual, el imputado comenzó a frecuentar la casa de la familia y a sus integrantes.

Asimismo, durante el proceso judicial el fiscal Gustavo Schmitt pidió que la acusación pasara de corrupción de menores a abuso sexual gravemente ultrajante por participación de un religioso.

Finalmente, el Máximo Tribunal provincial condenó al cura a 12 años de prisión efectiva.

Comentarios

Más notas de Superior Tribunal Provincial


Reincorporación con indemnización


Sin daño por preventiva


Dictamen de protección al menor


Si se separó, no venga a la sucesión


Policía con muchas atribuciones


Registro de procesos colectivos con acento cordobés