Noticias
Algo anda mal con ese sistema

La crisis del Lex 100


Por: Diario Judicial @diariojudicial notas@diariojudicial.com

El Plenario del Consejo de la Magistratura de la Nación analizó la situación del sistema informático del Poder Judicial. Desde el organismo reconocen la necesidad de invertir en nuevos equipamientos y tecnología.


La caída del sistema informático del Poder Judicial sigue generando repercusiones. El Plenario del Consejo de la Magistratura salió a dar explicaciones y  advirtió que cuentan con “equipos obsoletos”.

Todo comenzó el viernes pasado cuando cientos de abogados y funcionarios reportaron interrupciones y problemas en el Sistema de Gestión Judicial, conocido como Lex 100.

La falla ocurrió en el Data Center del Poder Judicial, dependiente del Consejo de la Magistratura de la Nación. La situación, que parecía momentánea, se extendió por varias horas y perjudicó a miles de usuarios. El sistema volvió a la normalidad, luego de varios intentos fallidos.

 

"El sistema se estabilizó y hoy está funcionando”, aseveró el presidente del Consejo, Miguel Piedecasas, durante la reunión del pleno.

 

La situación desató una lluvia de críticas y acusaciones cruzadas. Desde la Comisión Nacional de Gestión y la Dirección de Sistemas de la Corte responsabilizaron al Consejo por la “desinversión en la actualización de la infraestructura informática”. A su vez, la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) y el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF) pidieron soluciones urgentes.

Desde el Cuerpo explicaron que se emplearon tres planes de contingencia, ya que los primeros fracasaron. “El sistema se estabilizó y hoy está funcionando”, aseveró el presidente del Consejo, Miguel Piedecasas, durante la reunión del pleno. 

Puntualmente, el Subadministrador General del Poder Judicial de la Nación, Jorge Nassisi, destacó la gravedad del problema, pero aseguró que se tomaron medidas inmediatas. “No fue prevista semejante desgracia”, sostuvo.

Nassisi explicó que el desperfecto tuvo origen en el "hardware" del sistema y defendió el funcionamiento del software. “El Lex 100 no tuvo ningún problema”, sostuvo y reconoció: “Hay que mejorarlo”.

Explicó además que el “equipamiento es obsoleto” y se encuentra “saturado” al “límite de su capacidad”. También informó las diversas medidas y soluciones que impulsan desde el organismo para solucionar los "inconvenientes técnicos”, tales como la firma de acuerdos con el Ministerio de Justicia y con la Corte Suprema.

Relacionadas


Apagón judicial


Otra vez el Lex 100


Un dolor de cabeza llamado Lex 100

Comentarios

Más notas de Noticias


Una herramienta contra la violencia de género


Tobilleras para proteger a las víctimas


Mediaciones 3.0 en Córdoba


Subrogantes y conjueces por sorteo


Los jueces no ganan $20.000


El aborto en números