Noticias
Las deudas eternas del Poder Judicial

Un paso adelante y dos atrás


Por: Matías Werner @matiaswerner mwerner@diariojudicial.com

Diferentes informes dan cuenta del mal funcionamiento de la Justicia en Argentina. Procesos lentos, fallas edilicias y sobrecarga de trabajo. La solución de ampliar el horario judicial y la feria. El rol del expediente digital.


El mal funcionamiento y atraso de la Justicia es un motivo recurrente de análisis. Pese a leves mejoras, todavía el Poder Judicial en su conjunto- Juzgados, Cámaras, Fiscalías y Defensorías- gozan de poco estima por parte de la sociedad.

En septiembre de 2017, Diario Judicial recogió datos de una encuesta de Managment & Fit cuyos números son demoledores: la confianza en la “Justicia” o el “Poder Judicial” es de alrededor del 18%.

A la hora de buscar razones para ello, la lentitud de los procesos – no sólo los de corrupción del omnipresente Comodoro Py con un promedio de quince años por causa sino los juicios civiles, laborales o previsionales con un promedio de seis años en resolverse- el mal estado de conservación de los edificios en dónde funcionan tribunales y fiscalías pican en punta.

 

La falta de recursos se traduce en que los propios jueces, de sus bolsillos deban pagar los toners para impresoras, o en que no haya suficientes Salas de Audiencias – lo que se agravó al entrar en vigor la Ley de Flagrancia- o que no estén debidamente acondicionadas

 

Expediente digital, avances y retrocesos

Entre los diferentes actores que componen el sistema de administración de Justicia, ya sea abogados o funcionarios judiciales, también agregan la sobrecarga de trabajo que provoca el aumento creciente, que también trae aparejado el mal funcionamiento – en lo que hace a la Justicia de la Capital Federal- del sistema Lex100.

Como si fuera una contradicción, la sociedad que critica fuertemente al Poder Judicial es la que más acude a los Tribunales a resolver sus conflictos: los "diques de contención" que son la mediación o la conciliación no logran contener el avance deuna mayor conflictividad y litigiosidad, que se debe también a distintas razones. El aumento de la población y el consecuente incremento de la conflictividad es una de ellas.

 

En la Justicia Nacional y Federal no funciona aún el expediente digital completo. Los abogados siguen presentando escritos en formato papel y tienen 24 horas para subir los escritos al sistema.

 

Algunas soluciones que se intentaron, si bien son consideradas un avance, no alcanzan aún. El expediente digital, que logró acelerar las causas gracias a que, por ejemplo, para notificar de una resolución de pasó de la confección de una cédula, la remisión del Juzgado a la Oficina de Notificaciones y la entrega del instrumento, al simple envío de un correo electrónico. Ello aceleró, en promedio, seis meses un juicio.

Pero son seis meses de adelanto que se "compensan" en algunos caso. Sin ir más lejos, los letrados denuncian que en el fuero laboral pueden pasar meses hasta que un escrito se despacha.

La digitalización avanza, pero a un ritmo lento. En la Justicia Nacional y Federal no funciona aún el expediente digital completo. Los abogados siguen presentando escritos en formato papel y tienen 24 horas para subir los escritos al sistema. Incluso ahora tienen la obligación de escanear toda la documental – que en algunos juicios es enorme- y subirla al sistema. Lo que constituye una odisea en sí, ya que no se admite la carga de archivos que superan los 5 mb de peso, y eso obliga a los letrados a "dividir" la documentación.

Otro avance significativo que es la posibilidad de dejar nota en el expediente digital, que le solucionó la vida a los abogados, que hasta no hace mucho tenían una carrera contra reloj por todos los Juzgados los días martes y viernes para dejar nota, tiene sus bemoles, ya que esos mismos días el sistema Lex 100 suele colapsar.

Ello llevó al Colegio Público de Abogados de la Capital Federal a solicitar que se extienda por 24 horas y no sólo en el horario judicial la posibilidad de dejar nota, debido al "colapso que sufre el sistema esos días en horario hábil".

El eterno resplandor de la falta de recursos

Desde el Poder Judicial también dan sus razones. A mediados de marzo, luego de que el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, instara a discutir políticas de estado para el mejor funcionamiento de los Poderes Judiciales, la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional puso también sobre la mesa las dificultades que acarrea la tarea diaria de los que están del lado del mostrador.

Falta de recursos, que se traduce en que los propios jueces, de sus bolsillos deban pagar los toners para impresoras, o en que no haya suficientes Salas de Audiencias – lo que se agravó al entrar en vigor la Ley de Flagrancia- o que no estén debidamente acondicionadas – ya sea por falta de espacio y hasta porque no funcionan los micrófonos y no se pueden grabar-. Es una queja constante de los jueces, que se sienten agraviados porque se les reclama una extensión del horario de atención o la eliminación de la feria judicial, que ellos interpretan como que "los tratan de vagos".

Buscan avanzar

Ante ese escenario, desde los distintos actores que componen el Estado Nacional tratan de buscar consensos para buscar soluciones. Desde el Ministerio de Justicia se puso en marcha el plan Justicia 2020 que busca promover mayores reformas, entre ellas, avances en la legislación procesal que incorporen la oralidad también para procesos civiles, laborales y previsionales.

A ello se agrega también la transferencia definitivas de la Justicia Nacional a la Ciudad de Buenos Aires, la modificación de leyes de fondo como el Código Penal – cuyo anteproyecto de reforma está por presentarse- o una reforma del Código Civil y Comercial. También el tratamiento de una nueva Ley del Consejo de la Magistratura de la Nación.

Todos estos temas tambien fueron discutidos en marzo en el seno de la Justicia, luego de que el presidente de la Corte pida “soluciones concretas” para mejorar "el servicio público" que dan los tribunales.

Relacionadas


Yo, la peor de todas


"Los jueces no somos vagos"


Lorenzetti reloaded

Comentarios

Más notas de Noticias


Di Lello quiere marcarle la cancha a Servini


Nuevos concursos en Corrientes


Otra vez el Lex 100


Un Consejo platense con más Participación


El Estado no puede ser querellante en este femicidio


Consultar los expedientes via web no tiene nombre