Noticias por fuero / Penal

Castigo a la zona liberada


Por: Diario Judicial @diariojudicial notas@diariojudicial.com

Un Tribunal Oral Federal de Rosario condenó a un agente policial que garantizaba ‘zona liberada’ para la explotación sexual de mujeres.

 


En los autos "D. R. A. s/ infracción art. 145 ter 5) del CPen. según ley 26.842", el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Rosario  condenó a un agente policial que garantizaba ‘zona liberada’ para la explotación sexual de mujeres.

El titular del juzgado, Otmar Paulucci, resolvió condenar al policía como autor del delito de trata de personas con fines de explotación sexual agravado por la participación de tres o más personas y por ser miembro de una fuerza policial.

El juez explicó que está comprobado que con él se relacionaban los otros imputados para evitar inconvenientes a la hora del arribo a los lugares donde llevaban a las mujeres para que ejerzan la prostitución, que le abonaban una suma de dinero por esas tareas, que era quien ‘recibía’ a las mujeres, garantizaba una ‘zona liberada’ y tenía poder de disposición respecto del territorio donde se producía la explotación sexual.

 

La sentencia del magistrado se basó en la ley 26.842 para prevenir y sancionar la trata de personas y la asistencia a sus víctimas.

 

El hecho, que llevó un tiempo considerable de investigación, comenzó cuando el juzgado recibió un informe de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Rosario, mediante el cual comunicaban que una testigo relató haber observado en el baño de una estación de servicios YPF ubicada en la Autopista Rosario-Santa Fe a varias mujeres "con gestos y actitudes propias de quienes ejercen la prostitución".

El último en ser juzgado en esta causa fue el policía que fue condenado por Paulucci a cinco años de prisión e inhabilitación especial por el mismo tiempo de la condena. Anteriormente, fueron apresadas tres personas que actuaron como cómplices.

La sentencia del magistrado se basó en la ley 26.842 para prevenir y sancionar la trata de personas y la asistencia a sus víctimas.

Comentarios

Más notas de Penal


La explotación sexual no puede justificarse


Cuándo pedir la probation


La intimidad es sagrada


Agentes truchos condenados


Final infeliz para "El Gigoló"


Una pelea de padre e hijo que terminó mal