Noticias por fuero / Civil

Un tratamiento poco estético


Por: Diario Judicial @diariojudicial notas@diariojudicial.com

Una mujer demandó a una clínica privada por las quemaduras que sufrió en sus piernas tras realizarse una depilación láser. El fallo hizo hincapié en las lesiones y su proyección en el fuero íntimo.


Un simple tratamiento estético terminó en pesadilla para una mujer que sufrió quemaduras en sus piernas tras realizarse una depilación láser. El hecho ocurrió en 2014, en oportunidad en que se le practicaba una de las sesiones de depilación definitiva.

Según consta en la causa, la mujer comenzó a sentir una "fuerte sensación de ardor durante el tratamiento". La actora relató que, ante sus avisos de dolor y la coloración que iba tomando la piel de sus extremidades, la médica le dijo “tenés que tolerarlo” y “esas marcas rojas se irán”.

Horas más tarde, la mujer concurrió al Hospital del Quemado y al Hospital Italiano. Allí le informaron que había padecido lesiones en muslos y piernas -cara anterior y posterior- por las “quemaduras producidas con aparatología”.

La actora acudió a la Justicia y reclamó los menoscabos patrimoniales y extramatrimoniales que ello le produjo. La sentencia de primera instancia encontró a la galeno responsable y la condenó, y en forma extensiva a su aseguradora, a abonarle a la damnificada la suma de 65 mil pesos con más sus intereses y las costas del juicio.

 

“Como consecuencia del evento debió concurrir a distintos nosocomio para tratar las quemaduras, usar cremas, no exponerse al sol en pleno verano y usar ropa adecuada”, relató el fallo.

 

En los autos “C. I. C/ B. M. G. S/ Daños y Perjuicios”, la Sala G de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil confirmó la decisión de grado y elevó el capital de condena por daño extrapatrimonial.

Los jueces hicieron hincapié en las lesiones y su proyección en el fuero íntimo. “Como consecuencia del evento debió concurrir a distintos nosocomio para tratar las quemaduras, usar cremas, no exponerse al sol en pleno verano y usar ropa adecuada”, relató el fallo.

Además, la pericia psicológica determinó que lo vivido por la actora “influyó negativamente en su estado psíquico, provocándole inseguridad y sentimientos de angustia”.

Relacionadas


Una depilación para el olvido


La depilación tiene sus riesgos


Cuando la belleza daña

Comentarios

Más notas de Civil


Piedra e indemnización


La reposera de la discordia


Apellidos que marcan


Sin móvil para ejercer violencia


Cuidado con el tanque


Una cirugía sin suerte