Reportajes
Victoria Ortega. Presidente del Consejo General de la Abogacía Española.

"Buscamos una abogacía innovadora y tecnológicamente avanzada"


Por: Matías Werner @matiaswerner mwerner@diariojudicial.com

En el marco del XXIII Congreso de la UIBA en Foz de Iguazú, Diario Judicial entrevistó a Victoria Ortega, que actualmente preside el Consejo de la Abogacía española. En diálogo con este medio, Ortega, habló sobre el rol del organismo, que reúne los 83 Colegios de Abogados de la península ibérica y de los retos a los que deberá enfrentarse su nueva gestión. El plan abogacía 2020.


Durante el XXIII Congreso de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados (UIBA), Diario Judicial dialogó con Ortega sobre el rol del consejo de abogacía de su país, los códigos de ética, la competencia de los abogados y el impacto del avance de las nuevas tecnologías.

 

Dju ¿Por qué cuestiones vela el Consejo de la Abogacía española?

Por el prestigio de la profesión como también por la formación y el el control de la deontología profesional. El Consejo es la Alzada de los procesos disciplinarios que tiene cada colegio, sobre todo los que son de territorio común. Aunque hay sitios, como Barcelona, que tienen un Consejo Autónomo, o sea que en algunos lugares hay organismos intermedios.

 

Dju: ¿Cómo es la relación entre el Consejo y el Poder Judicial de España?

Es continua, tanto con el Consejo del Poder Judicial como cada uno de los Colegios con cada uno de los Tribunales Superiores de Justicia y Fiscalías. Como Consejo tenemos una relación muy fluida y continua. Es positiva.

 

Dju: ¿El Consejo se encarga de confeccionar los exámenes para otorgar las matrículas de abogados o de ello se encarga cada Colegio?

El Consejo se encarga de hacerlo, pero no lo hace sólo. Intervienen las Universidades y el Ministerio de Justicia. Pero sí, el examen se hace a través del Consejo General de la Abogacía Española.

 

Dju: ¿También se encargan de redactar los Códigos de Ética?

Tenemos autorregulación en cuanto a los Códigos Deontológicos. Recientemente reformamos el Código,y en ese proceso buscamos atender las demandas de otros sectores. Por ejemplo escuchamos a los consumidores y usuarios, que son los destinatarios de nuestros servicios.

 

Dju: A propósito de esto último. ¿Cómo se regula jurídicamente los servicios de un abogado? ¿La relación abogado-cliente se entiende como un servicio o una relación de consumo?

Tenemos una parte de Justicia gratuita, que se considera un servicio jurídico. Luego está la parte de la relación abogado-cliente que es un arrendamiento de servicios ordinaria y privada.

 

Dju: ¿Se regula la competencia entre abogados?

Si.Tenemos algunos problemas con la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, pero hasta este momento las sentencias que se han dictado han sido en favor de la abogacía, donde se ha declarado que ante la concentración de clientes por parte de un estudio no había una práctica restrictiva de la competencia.

 

Dju: ¿Cómo es la relación del Consejo con los restantes Consejos de Abogados de los demás países de a Unión Europea?

Extraordinaria. Tenemos delegados en el Consejo General de Bruselas, y ahora desde la Abogacía Española buscamos afianzar nuestros lazos con la Abogacía Latinoamericana, relación que consideramos fundamental.

 

Dju: ¿Qué planes de gestión tiene para su mandato?

Un plan estratégico, abogacía 2020 con cinco ejes:una abogacía confiable y preparada con una regulación profesional excelente; Una abogacía gestora integral de conflictos que busque la calidad del servicio, una abogacía innovadora y tecnológicamente avanzada para la protección y gestión del conflicto en la sociedad digital y que sea basada en datos, entre otros puntos.

 

Dju ¿Cómo percibe entonces la relación entre el ejercicio de la profesión y los avances tecnológicos?

La abogacía española ha hecho un esfuerzo económico importante para adaptar el ejercicio profesional a los tiempos que corren. Respecto del escenario que algunos plantean, sobre que la Inteligencia Artificial puede llegar a sustituir a la abogacía, es un tema profundamente relevante. Por ello realizaremos en Valladolid un Congreso especial para tratar esta transformación de la profesión. Esto se plantea como una amenazada, pero desde la abogacía lo vemos como un reto y estaremos preparados para las posibilidades que ofrecen los avances tecnológicos.

Relacionadas


Andreucci: “La UIBA avizora un presente y futuro promisorios"


Se viene el Congreso de la UIBA


Abogados de todas partes, a debatir


La difícil relación entre abogados y tecnología

Comentarios

Más notas de Reportajes


"Llegó la hora de migrar hacía un sistema acusatorio"


“Van a seguir existiendo los abogados, pero no se sabe cómo será su trabajo”


"Estamos preparados para el traspaso"


"El abogado o juez que no se capacita se convierte en verdugo"


“Hay abogados que no tienen currículum sino prontuario"


“Los jueces de ejecución deben contar con equipos interdisciplinarios”