Nuevo Código Civil / Noticias por tema / Noticias por fuero / Corte

Una "compleja trama forense"


Por: Diario Judicial @diariojudicial notas@diariojudicial.com

A la Corte Suprema le tocó intervenir en un juicio sobre capacidad de una mujer de 94 años con seis hijos – tres mujeres que iniciaron el proceso y tres varones que se opusieron- y pidió, de conformidad con el dictamen de la Procuración General de la Nación, un “urgente empeño al sistema de justicia, cuyo ministerio ordenador supone la solución prudente de los conflictos”.


La Corte Suprema le pidió pidió un mayor esfuerzo al Poder Judicial y a los intervinientes en un juicio de insania de una mujer de 94 años,con seis hijos peleados entre sí, cuya curatela definitiva recayó sobre una de sus hijas .

Lo hizo en el marco del expediente “D.L.V., A.M. s/ determinación de la capacidad” al declarar abstracta una controversia que se inició por un fallo de la Cámara Civil que designó a una de las hijas como curadora definitiva en lugar de la abogada que había sido designada en el expediente por el juez civil “cuyas funciones quedaron restringidas a una administración de apoyo”.

Para llegar a esa conclusión, los ministros Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Horacio Rosatti – Juan Carlos Maqueda votó en disidencia- se remitieron al dictamen de la procuradora fiscal Irma García Netto.

El dictamen denunció que hay una responsabilidad de magnitud de parte de los hijos “quienes, más allá de eventuales buenas intenciones, aparecen entregados ciegamente a una prolongada contienda familiar, sin cejar ni ante los últimos años de su señora madre”

El dictamen fiscal remarca que con la entada en vigor del nuevo Código Civil introdujo un “moderno paradigma” en torno a la incapacidad, ya que el nuevo ordenamiento “acota el arbitrio de la curatela, que pasa a ser de excepción”

A su turno, el Defensor General de la Nación adjunto acompañó la propuesta de que se deje sin efecto la sentencia y “reiteró la preocupación expresada” por los representantes de la defensoría “en orden a las desavenencias familiares patentizadas en autos, razón por la cual desaconsejó la designación de uno de los integrantes de la familia para asistir a la causante, ya sea en calidad de curadora o de apoyo”.

El dictamen fiscal remarca que con la entada en vigor del nuevo Código Civil introdujo un “moderno paradigma” en torno a la incapacidad, ya que el nuevo ordenamiento “acota el arbitrio de la curatela, que pasa a ser de excepción”, reservándolo para aquellos asuntos en los que "la persona se encuentre absolutamente imposibilitada de interaccionar con su entorno y de expresar su voluntad por cualquier modo, medio o formato adecuado y el sistema de apoyos resulte ineficaz".

 

La procuradora, igualmente, aseguró: “mirar con preocupación las complejas tramas forenses que, durante más de cuatro años, han condicionado la existencia de la recurrente”, la que recordó- “transita un proceso de determinación de la capacidad, incoado por iniciativa de sus tres hijas, con la oposición de sus tres hijos”.

Ese paradigma, agrega la procuradora, implica “una derivación crucial en la configuración misma de la cuestión traída a esta instancia”, por lo que la discusión devino abstracta dado que “el ordenamiento argentino ya no admite el instituto de la curatela, tal como era concebido por el Código Civil derogado”

La procuradora, igualmente, aseguró: “mirar con preocupación las complejas tramas forenses que, durante más de cuatro años, han condicionado la existencia de la recurrente”, la que recordó- “transita un proceso de determinación de la capacidad, incoado por iniciativa de sus tres hijas, con la oposición de sus tres hijos”.

El dictamen resalta que la causante se encuentra en una etapa de la vida “que -por imperativo moral y jurídico- debería transcurrir sin zozobras, y especialmente respetada en toda su dimensión personal” pero que a pesar de ello, “ha sido sometida a múltiples vicisitudes, aun en su cotidianeidad y en la intimidad de su casa, expuesta -incluso- a la actuación de la fuerza pública, el cercenamiento de su libertad ambulatoria, y la privación de ingresos alimentarios”.

“La desproporción de esos extremos, impone un particular y urgente empeño al sistema de justicia, cuyo ministerio ordenador supone la solución prudente de los conflictos”., sintetizó la procuradora fiscal.

Relacionadas


La competencia está cerca con el nuevo Código


El incapaz es más importante que el proceso


Justicia más cerca del incapaz

Comentarios

Más notas de Noticias por tema


Que el viajar sea un placer para el consumidor


Lo que importa es la necesidad y no el bolsillo


Hacia el nuevo "Nuevo Código Civil"


Echale la culpa al viejo Código


El poder de los árbitros del CPACF


Alimentos para la ex