Noticias
El recuerdo del "tarifazo" y "Badaro"

El mundo de los abogados colectivos según Lorenzetti


Por: Matías Werner @matiaswerner mwerner@diariojudicial.com

El presidente de la Corte Suprema brindó una charla en el CPACF en la que aprovechó para hablar de los desafíos de los procesos colectivos en Argentina. Igualmente, hizo mención a las demandas que la sociedad le hace a la Justicia. El recuerdo del “tarifazo” y el caso “Badaro”.


El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, brindó el último lunes una “clase  magistral” sobre “acciones colectivas  su incidencia en el derecho del consumidor” en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal.

Ante un auditorio colmado, Lorenzetti cerró la jornada que había iniciado más temprano con una exposición de Laura Calógero, vicepresidente del CPACF, y el abogado constitucionalista Andrés Gil Domínguez, sobre “El fallo Halabi y las acciones colectivas”.

Durante cerca de una hora, y luego de ser presentado por el titular del CPACF, Jorge Rizzo, el presidente del Máximo Tribunal disertó sobre proyectos de Ley de Acciones colectivas, sobre los antecedentes de esos casos en la Corte Suprema, en el derecho comparado, y algunas perspectivas de futuro.

La manda de Lorenzetti al momento de analizar los proyectos de ley sobre acciones colectivas fue certero: “para legislar, lo que hay que hacer es no copiar”. Es que el supremo puso énfasis en que hay sistemas que “no se adecúan a la práctica nuestra”. En ese sentido, apuntó que en Brasil son los Ministerios Públicos Fiscales los que ejercen la legitimación para iniciar las acciones colectivas, mientras que en la Argentina las acciones “han sido producto de la abogacía”. “En el Registro de Procesos Colectivos encontramos que son las organizaciones de la sociedad civil y abogados individuales son los que han hecho avanzar las acciones colectivas”, admitió.

Casos Famosos

Al mencionar la extensión de los posibles afectados en las acciones de clase, el supremo recordó el caso de la acumulación de demandas por el “tarifazo” en los servicios públicos que “copó” la escena judicial a mediados de 2016, con una multitud de amparos individuales y colectivos que buscaban frenar los aumentos.

“Ahí tuvimos un problema porque en las cautelares algunas sentencias se hicieron extensivas para todo el país, otras para una provincia, otras para una región, y otras a determinados sujetos. Lo que tuvimos que hacer en la Corte fue revocando algunas y ordenando otras”, rememoró el supremo, a la vez que explicó que ello fue porque “no es lo mismo las tarifas de usuarios residenciales que la de mas empresas, o los clubes de barrio”. “Hay que definir las clases y los efectos de las sentencias”, alertó.

En el medio de las discusiones sobre los cambios de cálculo de jubilaciones, el presidente de la Corte explicó la estructura jurídica de la sentencia “Badaro” sobre reajuste de haberes, recordando que se trató de un fallo “exhortativo” en el que se le ordenó al Congreso legislar sobre el tema. “Es un remedio complejo”, admitió.

Lorenzetti se mostró optimista con el rol del Poder Judicial al momento de canalizar reclamos sociales. “Cada vez que hubo grandes reformas se generaron masas de litigios que se fueron solucionando en el Poder Judicial, y habrá en el futuro mucho más, tenemos futuro para que la abogacía haga lo que tiene que hacer”, indicó.

“Son sentencias exhortativas a otro poder que está en mejores condiciones de regular ese aspecto” añadió. También comparó esa situación con la sentencia del fallo “Mendoza”, donde directamente se dispuso que al Estado la obligación precisa de limpiar el riachuelo.

Identidades dinámicas y redes sociales

El presidente de la Corte Suprema de Justicia se explayó también sobre los nuevos problemas que afectan a la sociedad 3.0, en lo que hace a la reputación en la web y los casos de “cyberbullyng” en redes sociales. Al respecto, reconoció que “hay una identidad dinámica, uno construye una identidad toda su vida  que en un segundo se puede destruir”, comentó.

Ese fue el paso previo para dar algunas precisiones sobre la responsabilidad de los buscadores. También en un contexto en el que se encuentra cerca de convertirse en ley un proyecto que regula la responsabilidad de los “proveedores en la web”.

“Hay una multiplicidad de sujetos afectados que se encuentran en riesgo, en lo que hace al tema de derecho a la imagen”, señaló el presidente supremo, para luego volverse a otro de los temas en boga: “los trolls”.

Sobre este punto, Lorenzetti dijo que en las redes sociales “uno cree que hay mucha gente que opina de un tema u otro pero en realidad es gente contratada”. Ante ese escenario, Lorenzetti reconoció que “la imagen puede ser afectada con una operación de trolls en la red” a la vez que se preguntó si “hay acciones para que se investiguen a los trolls”. La respuesta dejó mudo al auditorio: No. “Estamos pasivos en estas cosas”, se lamentó.

En relación a esta situación, Lorenzetti recordó los problemas que surgieron en los Estados Unidos con el reclamo del FBI a las compañías de celulares para que les faciliten información a las autoridades de sus sistemas operativos, y conscientizó al auditorio en cuanto a que “en el celular y en la nube esta la vida de una persona”.

Al finalizar la exposición, Lorenzetti se mostró optimista con el rol del Poder Judicial al momento de canalizar reclamos sociales. “Cada vez que hubo grandes reformas se generaron masas de litigios que se fueron solucionando en el Poder Judicial, y habrá en el futuro mucho más, tenemos futuro para que la abogacía haga lo que tiene que hacer”, indicó.

 “Hoy nuestro pueblo, así como dice que no hay confianza en la Justicia, también acude a ella. Esto se ve en el aumento exponencial de la litigiosidad”, subrayó el supremo, que marcó una “contradicción” en eso. “¿si no hay confianza porqué hay tanto litigio?”, se preguntó. “la gente va al Poder Judicial, pero nosotros tenemos que dar respuestas, y en ese sentido la abogacía tiene un rol trascendente, hay un perfume de epopeya”, cerró.

Relacionadas


Lorenzetti y Garavano subieron al ring


Nadie se atreva a tocar a Lorenzetti

Comentarios

Más notas de Noticias


Crisis judicial en Tucumán


Que vengan las propuestas de todas partes


En busca de un nuevo régimen de subrogancias


Momento de dar explicaciones


Los jueces laborales respiran tranquilos


Los abogados no quieren saber nada con los contadores