Noticias por fuero / Penal Economico
Elevación a juicio oral y público

La Aduana de la buena pipa


Por: Diario Judicial @diariojudicial notas@diariojudicial.com

El juez Marcelo Aguinsky dispuso la elevación a juicio oral de la causa de la “Mafia de la Aduana” y que involucra a una primera tanda de diez imputados con procesamientos firme. La totalidad de la instrucción del sumario se realizó en menos de un año.


La primera tanda de 10 imputados ya va en camino del juicio oral y público. Se trata del empresario Oldemar Carlos "Cuqui" Barreiro Laborda, ex dueño de Lo Jack, y los ex jefes de la Aduana en el puerto Osvaldo Alberto Giacumbo y Edgardo Rodolfo Paolucci. También irán a juicio Mauro Daniel Delmastro, Federico Ernesto Tiscornia Salort, Néstor Orlando Frega, Vanesa Valeria Calamante, Martín Aníbal Corral, Santiago Néstor Jiménez y Rodolfo Enrique Trebino.

En tanto la investigación prosigue respecto a la presunta participación en el delito de asociación ilícita investigada  respecto de  Sung Ku Hwang y Claudio Minnicelli, ambos ya indagados y procesados.

Previo a la elevación se formalizó la consulta prevista en la reforma de la Ley 27.307, donde los imputados deben manifestar si desean afrontar el juicio junto a un tribunal colegiado o unipersonal. 

Los imputados están acusados de integrar una red que se dedicaba a “rescatar” contenedores de mercaderías cuyo ingreso a territorio nacional habría intentado concretarse entorpeciendo o evadiendo el control aduanero.

La organización habría intentado, con la connivencia de funcionarios de la Dirección General de Aduanas, ingresar a la República Argentina  mercadería almacenada en los contenedores declarando ante el servicio aduanero información falsa con la que pretendieron eludir los controles dispuestos por ese organismo.

A raíz de las conversaciones telefónicas se descubrió que el accionar consistiría en presentar ante la Aduana una serie de formularios multinotas, por medio de los cuales se solicitaba la rectificación de la información consignada en los documentos que amparaban las mercaderías en cuestión.

Se modificaba tanto el nombre del consignatario original, como así también, el  peso y la descripción de lo que había en los contenedores que se intentaban liberar.

Con respecto a las alusiones al actual titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión producidas a lo largo del expediente, si bien para la Justicia por ahora resultan carentes de un sustento probatorio suficiente, “podrán seguramente tener la oportunidad de ser esclarecidas durante el amplio y franco debate oral y público en su etapa de juicio”.

Para el juez Aguinsky, “el accionar de Carlos Oldemar Barreiro Laborda y el tono imperativo de sus alocuciones, principalmente, frente al personal aduanero de alto rango, da cuenta de una neblinosa estructura de relaciones entre aquellos actores, y exige un entendimiento más claro y completo que el que puede otorgar la etapa del sumario.”

Lo que se ventile en el debate oral podría eventualmente generar nuevos cursos de investigación que abran nuevas bifurcaciones con más involucrados. No está dicha la última palabra.

Comentarios

Más notas de Noticias


No hay que hacer teatro con los cheques


Las narcomodelos, modelos de nada


Luz verde para Hendler


Dólares por los dolores


Qué lío se hizo con los impuestos


Que nadie toque esos dólares