Noticias por fuero / Contencioso Administrativo / Penal Economico
El camarista tiene asegurada su continuidad

Luz verde para Hendler


Por: Matías Werner @matiaswerner mwerner@diariojudicial.com

Una cautelar dictada por la jueza María José Sarmiento impide al Consejo de la Magistratura solicitarle al camarista en lo Penal Económico Edmundo Hendler su renuncia o impedirle el ejercicio del cargo por haber superado los 75 años. Es la primera sentencia que impide la ejecución del fallo “Schiffrin” de la Corte Suprema. 


La jueza en lo Contencioso Administrativo Federal María José Sarmiento le concedió una medida cautelar al Juez de la Camara Nacional de Apelaciones en lo Penal Economico, Samuel Hendler que ordena al Ministerio de Justicia y al Consejo de la Magistratura a abstenerse “de solicitarle su renuncia, de nombrar un juez subrogante o de impedirle el ejercicio de su magistratura por razones de edad”.

Hendler, de 79 años, presentó una petición de medida cautelar autónoma para que no le “aplique” el fallo “Schiffrin”, donde la Corte Suprema resolvió restablecer la vigencia de la cláusula constritucional que pone a los jueces el límite de 75 años para el ejercicio de la magistratura y les exige un nuevo acuerdo del Senado para continuar en sus cargos. El camarista buscaba que, mientras se sustancia la acción de fondo y se tramita su nuevo nombramiento como juez, no le pidan la renuncia ni le nombren un subrogante.

En su demanda, que dio origen a los autos “Hendler, Edmundo Samuel c/ EN (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación) Consejo de la Magistratura  y Otro s- Medida Cautelar Autónoma”, el magistrado relató que tras el dictado del fallo “Schiffrin” el Consejo envío una carta a 27 jueces “a fin de que informasen, dentro de las 24 horas, si han promovido acción judicial cuestionando la validez del artículo 99, inciso 4to, párrafo 4to de la Constitución Nacional y, en caso afirmativo, acompañasen copia del pronunciamiento obtenido

Hendler respondió la carta aclarando que iba a iniciar una acción judicial. Además, le remitió una nota al ministro de Justicia, Germán Garavano, donde le pidió un nuevo nombramiento por entender que su permanencia en el cargo “contribuye al buen funcionamiento del Tribunal que integra”. Aclarando incluso que sus colegas  de Sala, los jueces Nicanor Repetto y Juan Carlos  Bonzon han apoyado su solicitud.

“Durante los últimos 18 años los magistrados teníamos la seguridad de que el límite de 75 años había sido declarado nulo por la CSJN a resultas de lo decidido en el precedente ‘Fayt’”, expresó Hendler en su demanda, para quien  ello constituía “un reaseguro para la continuidad de la tarea judicial una vez alcanzada dicha edad”.

Pero tras el cambio de criterio de la Corte, el camarista denunció que la doctrina “Schiffrin” “impacta en la seguridad jurídica y el valor social que de ella se desprende” pues “se trata de la expectativa razonablemente fundada del juez en saber o poder predecir el termino y los alcances de su actuación”.

Al contestar demanda, el Consejo señaló que “no ha adoptado resolución alguna” en relación a los jueces mayores de 75 años porque la cuestión se encuentra a consideración de la Comisión de reglamentación del Cuerpo y todavía no hay un dictamen que diga qué temperamento adoptar en relación a los magistrados en la misma situación que Hendler.

El Ministerio de Justicia, en consonancia con ese temperamento, agregó que el pedido de nuevo nombramiento del camarista “está tramitando con regularidad” y que el Consejo “no lo ha intimado a forzar su renuncia”, por lo cual no estaba acreditado el peligro en la demora requerido para el dictado de la cautelar.

Para la magistrada, en cambio, sí estaban dadas las condiciones para otorgar la medida solicitada: “la situación del Dr. Hendler –magistrado de 79 años de edad (27/07/37) habilita

el otorgamiento de la medida solicitada atento la verosimilitud que ‘en principio’ evidencia su pedido”, adelantó Sarmiento, que a su vez consideró “especialmente” el perjuicio que “se intenta evitar en relación al ejercicio de su magistratura y con el objeto de asegurar el adecuado servicio de justicia”.

“Ello así porque –de no acogerse la petición el magistrado podría verse impedido de ejercer su tarea por razones de edad a la luz del límite impuesto por la disposición constitucional y visto que el tramite a fin de obtener el nuevo nombramiento se halla en su etapa inicial”, destacó la magistrada.

La decisión de la jueza Sarmiento significa el primer freno a la aplicación del fallo de la Corte Suprema y una respuesta diferente de los magistrados que no cuentan con un pronunciamiento a favor de su continuidad con anterioridad a “Schiffrin”, de hecho, en este último tiempo la mayor parte de los magistrados que superan el límite de edad han presentado su renuncia, tal es el caso de jueces como el propio Leopoldo Schiffrin,  Pedro David, Lilia Maffei de Borghi y Juan Carlos Poclava Lafuente

Relacionadas


Gracias por los servicios prestados


“Schiffrin” llega al Congreso


Jubilaciones, en el eje del debate

Comentarios

Más notas de Contencioso Administrativo


32 mil pesos por un bollito


Una abogada cruel con los discapacitados


Sin reclamos por una mala negociación


Un corte a los desmontes


Un abogado en los dos lados del mostrador


Mentira la verdad