15 de Agosto de 2017

Edición 4349. ISSN 1667-8487

Próxima Actualizacion:
16 de Agosto de 2017

Subrogación igualitaria

La Justicia de Río Negro autorizó la gestación por sustitución solicitada por un matrimonio de hombres que, según la jueza, demostraron "voluntad y responsabilidad procreacional" y, además, constituye la única oportunidad real del matrimonio a ejercer su derecho fundamental a formar una familia.

madre bebé menor
 Diario Judicial

Por: Diario Judicial


En los autos "Reservado s/ autorización judicial", el Juzgado de Familia de Viedma autorizó la gestación subrogada solicitada por un matrimonio de hombres que, según la jueza, demostraron "voluntad y responsabilidad procreacional".

En esa línea, la integrante del Tribunal especificó que la voluntad procreacional es el elemento central y fundante para la determinación de la filiación cuando se ha producido por técnicas de reproducción humana asistida, con total independencia de si el material genético pertenece a las personas que, efectivamente, tienen la voluntad de ser padres o madres, o de un tercero ajeno a ellos.

La magistrada destacó que esta modalidad constituye la única oportunidad real del matrimonio a ejercer su derecho fundamental a formar una familia y de ejercer una maternidad y una paternidad responsables y en igualdad de condiciones que los demás.

La gestación por sustitución tiende a formalizarse a partir de un acuerdo por el que una mujer, la gestante ( madre subrogada , madre de alquiler o madre portadora ) acepta someterse a las TRHA para llevar a cabo el proceso de gestación a favor de una persona o pareja comitente, también llamados progenitores intencionales, para quienes la mujer gestante se compromete a entregar el/la niño/a o niña/os que puedan nacer.

A este tipo de reproducción acuden, en su mayoría, parejas del mismo sexo que buscan tener hijos que también que sean genéticamente de al menos de uno de ellos, ya que se emplean sus gametos para fecundar óvulos de la mujer gestante o de una tercera mujer, una donante, a efectos de implantar los embriones en el útero de aquélla.

Por último, la jueza resaltó que en Argentina el acceso a las TRHA es un derecho fundamental, ya que constituye el apoyo científico-tecnológico para la tutela efectiva del derecho a intentar procrear de personas que sin dicha posibilidad no podrían llevar a cabo su proyecto parental, en igualdad de condiciones con los demás.

 

visitas

¿LE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 91%
Muchas gracias por su participación
NO: 9%
¿En serio? haga click aquí y cuéntenos porque


Comentarios: