28 de abril de 2017

Edición 4276. ISSN 1667-8487

Próxima Actualizacion:
2 de mayo de 2017

Otra alerta por la falta de jueces

El eterno problema de las vacantes en la Justicia

Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recomendó reducir el número de vacantes judiciales y el uso de jueces subrogantes, por considerar que “afecta la independencia del Poder Judicial". El presidente de la Comisión de Selección, Leónidas Moldes, destacó que el Consejo de la Magistratura "ha duplicado la producción" de ternas en comparación con los años anteriores.

Consejo de la Magistratura Plenario Pleno
Crédito: Consejo de la Magistratura
Rita Lucca

Por: Rita Lucca


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) difundió el informe de su Grupo de Trabajo sobre Cohecho, mediante el cual expresó su preocupación por el “alto nivel” de vacantes y el “uso” de los jueces suplentes, al considerar que “afecta negativamente la independencia del Poder Judicial y genera retrasos en el sistema de justicia argentino”.

En el informe, de 79 páginas, la OCDE resaltó la incidencia de las vacantes en la independencia judicial, bajo el argumento de que "los jueces suplentes son seleccionados sin las mínimas garantías constitucionales de independencia que los jueces ordinarios”. Así, recomendó reducir el elevado número de vacantes judiciales y el uso de jueces subrogantes.

“Pese a las numerosas vacantes, la cantidad de concursos celebrados anualmente pasó de 16 en 2006 a 3 en 2015. Las listas de candidatos preparadas también cayeron bruscamente de un promedio de 56 en 2006-10 a apenas 13 en 2011-2015", sostuvo el organismo y añadió: "El número aumentó alentadoramente a 38 en 2016”.

Unos meses atrás, la Corte Suprema de Justicia reclamó al Consejo de la Magistratura de la Nación que “arbitre las medidas que sean necesarias para darle celeridad a los procesos de designación de magistrados”, y advirtió que “el 30 por ciento de los Tribunales Nacionales y Federales no cuentan con magistrado titular”.

Aunque la situación de las vacantes se está revirtiendo, el organismo internacional alertó que “aún no está claro si el aumento del número de ternas es suficiente para las vacantes existentes y futuras”.

El camino de los concursos

El proceso para la designación de magistrados es un largo camino que puede durar varios meses o incluso años. El caso más paradigmático es del concurso 281, destinado a cubrir cuatro cargos de vocal en la Cámara Federal de Casación Penal, que lleva varios meses paralizado en el Plenario del Consejo de la Magistratura por falta de consenso para su aprobación.

Leónidas Moldes, presidente de la Comisión de Selección de Magistrados y Escuela Judicial, explicó que el Cuerpo “está trabajando a buen ritmo”, y señaló: “Esta composición del Consejo ha duplicado la producción en comparación con los cuatro años anteriores”.

En 2010, el Cuerpo elevó un total de 19 ternas, sin embargo, a partir del 2011 la cantidad disminuyó y sólo se aprobaron 6 ternas. De este modo, la conclusión de concursos fue variando a lo largo de los años: en 2012 fueron 17, en 2013 sólo 7, en 2014 fueron 15 y en el 2015 un total de 21 ternas.

El resultado de este último periodo muestra una tendencia al alza, dado que el Consejo logró elevar durante el pasado 2016 un total de 38 ternas; mientras que en lo que va del año se aprobaron seis concursos, entre los cuales se destaca el destinado a cubrir una serie de vacantes en los Juzgados Nacionales en lo Criminal y Correccional. 

Moldes expresó que hay concursos "más largos que otros" por su “propia complejidad”, pero advirtió que “algunos transcurren de forma rápida y en un tiempo ideal”. Cabe recordar que el procedimiento de selección se inicia con el llamado a concurso y la integración de los jurados. 

Al respecto, Moldes aclaró que “en algunos concursos participan 20 personas y en otros 120”, y aclaró: “Es muy distinto a la hora de corregir los exámenes, ya que lleva más tiempo”.

Aunque los concursos suelen transcurrir con normalidad, algunas pruebas de oposición han sido escenario de anécdotas por algún tipo de problema, tal es el caso del concurso 381, destinado a cubrir un cargo de juez en la Cámara Federal de San Justo, que debió ser suspendido porque los integrantes del jurado no presentaron los casos prácticos.

Tras la realización de la prueba, la Comisión devela las claves de los exámenes de oposición y abre el periodo de impugnaciones. A partir de dicha instancia, el Cuerpo está en condiciones de presentar los dictámenes y realizar las entrevistas a los concursantes.

De este proceso saldrá un orden de mérito que deberá pasar por la Comisión y el Plenario para, finalmente, elevar las ternas de candidatos al Ejecutivo. “Esta instancia puede demorarse por ausencia de consenso, ya requiere un concierto de voluntades favorables de los distintos estamentos que componen el Consejo”, indicó Moldes.

visitas

¿LE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 82%
Muchas gracias por su participación
NO: 18%
¿En serio? haga click aquí y cuéntenos porque

Relacionadas: