28 de marzo de 2017

Edición 4258. ISSN 1667-8487

Próxima Actualizacion:
29 de marzo de 2017

¿Quién protege nuestros datos en Internet?

El flujo de datos en las redes se multiplica hasta el infinito, pero la otra cara de esta apertura es que la información de los usuarios de internet está a merced de gobiernos y corporaciones. Como estrategia de defensa contra este gran hermano digital, un informe de la Asociación de Derechos Civiles pone foco en el rol del cifrado. 

Cifrado
Autor: Johan Larsson
Matías Werner

Por: Matías Werner


Hoy en día Internet es la medida de todas las cosas. No es casualidad que se venga acuñando el concepto de internet de las cosas para describir la situación en que la mayoría de los elementos de la vida cotidiana están interconectados: celulares, computadoras, autos, lavarropas, tostadoras,  hornos, forman parte de un interminable etcétera.

La irrupción del internet de las cosas da herramientas a la población para alivianar tareas cotidianas pero también sirve como laboratorio para estudiar los comportamientos sociales. Con este nuevo gran hermano corporaciones, gobiernos y empresas criminales tienen al alcance de su mano más información que la que uno mismo pueda clasificar: desde datos personales hasta gustos, intereses, consumos y opiniones que se puede graficar del siguiente modo: “una representación digital de nuestra personalidad”

En ese contexto, en el que más de tres mil millones de personas en todo el mundo tienen acceso a Internet, de las cuales 33 millones son usuarios activos en nuestro país (casi el 80%), el acceso a los datos por parte de personas que no son titulares los mismos significa una de las grandes vulnerabilidades de la ciudadanía digital. Como Internet fabrica tanto las enfermedades como los remedios, el cifrado vino a ser una suerte de salvaguarda contra la intromisión a la esfera de privacidad de los ciudadanos usuarios de internet.

Un informe de la Asociación de Derechos Civiles (ADC) le da un rol central al cifrado a la hora de defender los derechos humanos de la ciudadanía digital. El trabajo, elaborado por Leandro Ucciferri, abogado e investigador de las Áreas de Privacidad y Libertad de Expresión de la asociación, alerta también por la puesta en funcionamiento de “sistemas de vigilancia masiva indiscriminada” en países como Estados Unidos y el Reino Unido.

Qué es el cifrado

El autor lo define como el proceso a través del cual, mediante algoritmos matemáticos, “se codifica el contenido de cualquier información -mensajes, fotografías, llamadas, videos- asegurándolo para que el mismo tan solo pueda ser accesible por su dueño o los destinatarios específicos que determine la persona que cifró la información”.

Como considera al cifrado una tecnología que ayuda a mantener segura la información, Ucciferri sostiene que concluye de esa forma “a preservar y potenciar el goce de derechos humanos en la era digital”. “El cifrado permite crear una zona de privacidad para proteger nuestras opiniones y creencias, así como también ejercer la libre expresión, evitando las injerencias y ataques de terceros, además de resguardarnos contra el cibercrimen y los abusos de gobiernos alrededor del mundo”, explica el informe, al que accedió Diario Judicial.

Problemas internacionales

El informe también pone sobre el tapete que muchos gobiernos comienzan a cuestionar los límites que impone el cifrado bajo el siempre eficiente argumento de las facultades de investigación de actividades delictivas como terrorismo, narcotráfico lavado de dinero o trata de personas. El caso que sirve como espejo es el conflicto que nació entre el FBI y Apple tras la llamada “masacre de San Bernardino”, donde se secuestró el iPhone que pertenecía a uno de los autores del tiroteo.

El FBI le solicitó  a un juez que libre una orden para que Apple ayude al “Boureau” a ingresar al teléfono,  protegido por un código numérico. La compañía fundada por Styeve Jobs se negó argumentando que en realidad el FBI e Jobs buscaba desarrollar una versión de su sistema operativo y así lograr romper la barrera del cifrado, lo que significaría el poder acceder a los datos celulares.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos como ACLU, EEF y Access Now – de la que ADC forma parte- sacaron un comunicado conjunto denunciando que el antecedente“crea una nueva vía para que el gobierno reclute a empresas privadas para que construyan herramientas de vigilancia. Si Apple puede ser obligado a crear una llave maestra para desbloquear este iPhone, poco impedirá que el gobierno ordene a cualquier empresa que convierta sus productos en herramientas de vigilancia, comprometiendo la privacidad y seguridad de todos”.

Tras las últimos atentados terroristas en Paris y Bruselas, los gobiernos francés y belga instaron a que la legislación les otorgue más facultades a las fuerzas de seguridad y de inteligencia. El Reino Unido recientemente aprobó una legislación que obliga a los proveedores de internet grabar años de historiales de sus clientes y poder brindarle esa información al Estado.  Desde distintos sectores calificaron esa nueva normativa como “la más invasiva del mundo”.

El trabajo también señala que en Reino Unido, Francia, y España, el gobierno puede solicitar a las compañías las llaves privadas para descifrar la información, mientras que en otros países como “países como Pakistán, India y Cuba prohíben el cifrado.

Desde la ADC defienden el rol del cifrado, entre otras cosas, por permitir a profesionales “cumplir con su deber de reserva y confidencialidad”, como en el caso “de los abogados y contadores con sus clientes”, pero así también en relación a periodistas, que gracias a él pueden preservar la identidad de sus fuentes y asegurar la información que los mismos les facilitan.  En casos de renombre como los de Edward Snowden, WikiLeaks y Panama Papers, el cifrado tuvo un papel fundamental.

Por esas razones Access Now lanzó una coalición global, bajo el lema “seguridad para todos”, buscando que los gobiernos ayuden a proteger el desarrollo del cifrado 

visitas

¿LE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 95%
Muchas gracias por su participación
NO: 5%
¿En serio? haga click aquí y cuéntenos porque

Relacionadas:


Comentarios: