23 de marzo de 2017

Edición 4256. ISSN 1667-8487

Próxima Actualizacion:
27 de marzo de 2017

Volare, oh oh

La Corte Suprema bonaerense le otorgó una licencia a Gladys Silvia Vitale, titular del juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N°4 de Morón, mientras se investigan las denuncias en su contra por falsificar el presentismo y firmar fallos por anticipado por excederse de sus vacaciones.

Corte Bonaerense
 Diario Judicial

Por: Diario Judicial


El Máximo Tribunal bonaerense decidió desplazar de su puesto a Gladys Silvia Vitale, titular del juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N°4 de Morón, mientras se investigan las imputaciones que pesan en su contra. La jueza está acusada por violencia laboral y por falsificar el presentismo para irse de vacaciones.

"La gravedad de los hechos enumerados en el informe elaborado por la Subsecretaría de Control Disciplinario, avalados prima facie con el profuso plexo probatorio producido en autos, trasuntan la posibilidad de una importante afectación a la recta administración de justicia", expresaron los integrantes del Tribunal en la resolución.

"Sin perjuicio de la eventual intervención del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios, la Suprema Corte -como cabeza del Poder Judicial- cuenta con suficientes atribuciones para intervenir en toda cuestión que pudiera afectar la normal prestación del servicio de justicia", resaltaron los jueces.

Vitale fue denunciada por sus propios empleados y, una de ellas, Laura Medrano, relató que fue obligada a limpiar la vivienda de la jueza en horario laboral y a buscar a sus hijos del colegio. También se la acusa de falsificar el presentismo en los Tribunales, ya que habría ordenado a una empleada que la hiciera figurar presente cuando en realidad estaba de vacaciones.

En ese marco, la magistrada está sospechada de firmar resoluciones de manera anticipada con fechas posteriores a las reales.

"Considerando que la naturaleza y gravedad de los hechos denunciados tornan inadmisible la permanencia de la magistrada denunciada en el ejercicio de la función -en tanto, como se dijera, su continuidad podría perjudicar o entorpecer irreparablemente la investigación, o podrían producirse nuevos hechos reprochables-, sin perjuicio de la oportuna intervención del Jurado de Enjuiciamiento", los ministros de la Corte le impusieron una licencia por 90 días.

visitas

¿LE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 100%
Muchas gracias por su participación
NO: 0%
¿En serio? haga click aquí y cuéntenos porque


Comentarios: