6 de diciembre de 2016

Edición 4185. ISSN 1667-8487

Próxima Actualizacion:
7 de diciembre de 2016

Un freno a la "puerta giratoria"

La Cámara de Diputados sancionó dos proyectos de ley que buscan terminar con la denominada "puerta giratoria" en las cárceles y así brindar nuevas herramientas en la lucha contra la inseguridad. También se aprobó una modificación al Código Penal respecto a los delitos contra la integridad sexual.

Pocas esperanzas para el Congreso
 Diario Judicial

Por: Diario Judicial


La Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción a un paquete de proyectos de ley que plantean diversas restricciones al otorgamiento de excarcelaciones durante el proceso penal y, además, prohiben las salidas transitorias y libertad condicional a los autores de delitos graves. 

El primer proyecto, impulsado por el diputado del Frente Renovador Sergio Massa, plantea restricciones al otorgamiento de excarcelaciones durante el proceso penal.  Según el legislador, la propuesta busca “terminar con las excarcelaciones antes de tiempo”, y así “pone fin a la puerta giratoria”.

La iniciativa instaura que, “sin perjuicio del peligro de fuga y el entorpecimiento procesal, el órgano jurisdiccional está obligado a evaluar si el accionar del imputado puede constituir un peligro para la seguridad de la sociedad o de la víctima”.

De este modo, se crea un “Protocolo de Libertad” para que los jueces “tengan herramientas estandarizadas para un juicio de valor más seguro sobre la libertad del sometido a proceso penal”. También se adopta un “Registro de Medidas de Coerción” donde “cada privación de la libertad durante el proceso o sus modificaciones e incluso las rebeldías y pedidos de captura deben asentarse en un registro virtual de acceso reservado”.

“Esta herramienta permitirá conformar una red de información vital para los operadores de la justicia, conocer el número real de personas afectadas en su libertad y evitar también las arbitrariedades al momento de resolver su situación procesal”, advirtió.

Ante el tratamiento del proyecto, la Procuración Penitenciaria de la Nación manifestó su “preocupación” por entender que “las soluciones espasmódicas de restricción, que no van acompañadas de una política integral penitenciaria, agravan aún más la situación de nuestras cárceles e impiden trabajar hacia la reinserción social de los detenidos”.

A través de un comunicado oficial, el organismo sostuvo que “la política criminal basada únicamente en medidas restrictivas de la libertad, en ningún modo colabora a brindar seguridad”, y agregó: “Su único efecto es agravar la superpoblación existente en las cárceles argentinas”.

En efecto, manifestó que el proyecto cuestionado “no es original”, dado que modificaciones como las que plantea “ya han sido implementadas en nuestro país (…) han agravado la situación en las cárceles generando mayor violencia y menos margen para implementar medidas tendientes a la reinserción”. 

La Cámara Baja también aprobó una iniciativa impulsada por el diputado Luis Petri (UCR), que prohibe las salidas transitorias y libertad condicional a los autores de delitos graves. Con 134 votos a favor y 69 en contra, el proyecto modifica la Ley Ejecución de la Pena Privativa de Libertad (24.660) al establecer la prohibición del acceso a los beneficios de salidas transitorias y a la libertad condicional en causas por delitos violentos tales como los homicidios, las violaciones, secuestro extorsivo o los robos con armas de fuego.

“Hay un reclamo constante y reiterado de la ciudadanía de cerrar la puerta giratoria. Vemos muchos delincuentes que cumplen la mitad de la condena y obtienen el beneficio de las salidas transitorias o el régimen de semilibertad, y terminan cometiendo delitos”, sostuvo el legislador.

La propuesta también eleva las “exigencias en cuanto a conducta y concepto para progresar dentro de las fases en el período de tratamiento o para ingresar al período de prueba y, en el primer caso, se exige conducta y concepto ‘Muy Bueno’, mientras que en el segundo, conducta y concepto ‘Ejemplar’”.

“Los datos son alarmantes, significativos y hablan del colapso y del fracaso, no solamente del sistema penitenciario, sino también de las políticas llevadas a cabo en materia de inseguridad para combatir el delito y la violencia y las políticas de inclusión, que son las políticas que a mediano y largo plazo nos auguran un mejoramiento en las condiciones de seguridad de los argentinos”, fundamentó el proyecto.

Otra particularidad es que "se restringe el acceso a los beneficios del período de prueba, a la libertad condicional y a la libertad asistida al ampliarse “el listado de delitos del artículo 56 bis, que se reproducen en el artículo 14 del Código Penal, y se admite la posibilidad de que condenados a penas mayores a 10 años, más allá de la calificación que haya recibido su conducta, no ingresen en estos sistemas”.

Cambios al artículo 119 del Código Penal

Los diputados también aprobaron un proyecto de ley para modificar el Código Penal respecto a los delitos contra la integridad sexual, a fin de “extender el alcance del tipo penal de la violación a supuestos como la fellatio in ore y la introducción de objetos por vía anal o vaginal”.

La presidenta de la comisión de Legislación Penal, Gabriela Burgos, manifestó: “Es un paso más para cubrir el vacío legal. Debemos darles las herramientas necesarias a los jueces para que no duden ni interpreten, sino que apliquen taxativamente la ley”.

visitas

¿LE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 73%
Muchas gracias por su participación
NO: 27%
¿En serio? haga click aquí y cuéntenos porque


Relacionadas: