6 de diciembre de 2016

Edición 4185. ISSN 1667-8487

Próxima Actualizacion:
7 de diciembre de 2016

Audiencia para el próximo 19 de diciembre

Los tres nombres para revisar la denuncia de Nisman

Los camaristas Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, a quienes se les había solicitado que se aparten de decidir sobre la causa y cualquiera vinculada con el expediente sobre el atentado a la AMIA, integrarán la Sala que revise el pedido de reapertura de la denuncia del fallecido fiscal. Lo harán junto con Ana María Figueroa, a quien le rechazaron una excusación. 

Guerra de los Roses en Comodoro Py
Matías Werner

Por: Matías Werner


La Cámara Federal de Casación Penal rechazó un pedido de apartamiento de los jueces Mariano Borinsky y Gustavo M. Hornos para entender en el expediente iniciado con la denuncia del ex titular de la Unidad Especial AMIA Alberto Nisman, contra las máximas autoridades del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

El pedido había sido formulado por Alejandro Rúa, abogado del ex canciller Héctor Timerman, uno de los denunciados por Nisman por la presunta comisión del delito de encubrimiento. El letrado había alegado que Borinsky y Hornos “se encuentran inhibidos de conocer en el marco de las investigaciones generadas a consecuencia de la explosión de la sede de la AMIA y en los procesos vinculados donde se investiga su encubrimiento e incluso en torno a la constitucionalidad del Memorándum”.

Según indicó en su presentación, debía atender a certificaciones de excusaciones y recusaciones en el ámbito de la Casación Federal en el trámite del incidente en el que se debatiera la constitucionalidad del Memorándum con Irán. Rua solicitó una certificación sobre aquellos magistrados que han intervenido en esas causas y sus conexas “que no podrán ser desinsaculados por encontrarse inhibidos con decisión firme”.

En esa nómina, incluyó a Borinsky y Hornos, integrantes de la Sala I del Tribunal, que debe revisar el fallo de la Cámara Federal que confirmó la negativa a desarchivar el expediente.

La misma presentación ya había sido efectuada por el abogado en el marco de otro expediente vinculado a Timerman, donde se lo imputa por el delito de traición a la patria. Rua había planteado una excepción de falta de acción porque, argumentó, se investiga en las dos causas el mismo hecho. Ese expediente tramitó en la Sala IV de la Casación, también integrada por Hornos y Borinsky

Los camaristas se remitieron a los fundamentos de la resolución dictada en esas actuaciones y rechazaron in limine el pedido. Con ello ratificaron su intervención en la causa por encubrimiento. Compartirán el Tribunal con la jueza Ana María Figueroa, quien se excusó de intervenir, pero su planteo fue rechazado por sus colegas de Sala.

Los magistrados aclararon que sus excusaciones fueron en el marco de la causa sobre las irregularidades en la investigación del atentado a la AMIA, que tramitó ante la Sala II del Tribunal “y al sólo efecto de pronunciarse con relación a la misma”.

“Por consiguiente, y toda vez que no se ha dictado resolución jurisdiccional alguna que determine la conexidad entre dicho expediente y las presentes actuaciones, la solicitud de la parte deviene improcedente”, aseguraron ambos.

Figueroa también tendrá que resolver 

En la misma resolución, borinsky y Hornos rechazaron la excusación formulada por la presidente de la Sala I, Ana María Figueroa. La camarista invocó “objeciones permanentes y la introducción en la opinión pública a través de poderes multimedios de mentiras, falsos argumentos e informaciones sobre cuestiones administrativas y de superintendencia que de modo transparente se encuentran documentadas”.

Según la magistrada, esas circunstancias ponen en duda su actuar en calidad de Presidenta de la Casación durante el año 2015 y su actuar como jueza en las causas vinculadas al atentado a la AMIA.

“Tales noticias, las que niego enfáticamente por medio del presente informe por mendaces, pueden configurar circunstancias objetivas para cualquiera de las partes de temor de parcialidad por mi intervención en estas actuaciones, atento la instalación mediática general, irresponsable y sin fundamento alguno, de que en mi condición de jueza de la República estaría ‘maniobrando’ en contra de la ley con supuestos intereses espurios, que en mi caso carezco”, se defendió la camarista. Aludía a notas periodísticas en la que formó parte de la maniobra para que en la Sala I no sea integrada por los colegas que ahora desestimaron su excusación.

Hornos y Borinsky recordaron que la misma Sala, en un expediente iniciado por la legisladora Margarita Stolbizer, señaló que “las opiniones y operaciones periodísticas mientras se tramita una causa, no pueden ser utilizadas para apartar a los jueces naturales”. Además precisaron que Figueroa integró la Sala I que tuvo que resolver como alzada ante el primer rechazo de la denuncia. Aunque en esa oportunidad no se pronunció ya que el fiscal Javier De Luca no mantuvo el recurso de Casación.

En esta oportunidad, la diferencia la marca el rol de la DAIA como pretenso querellante en la causa. Por esa razón, debido a que la DAIA también recurrió el rechazo de la reapertura de la investigación, se seguirá el trámite previsto por el Código Procesal Penal para el recurso de casación. En cumplimiento de la manda legal, se fijó para el próximo 19 de diciembre la audiencia de informes, después de ello resolverá si la denuncia de Nisman resucita.

visitas

¿LE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 90%
Muchas gracias por su participación
NO: 10%
¿En serio? haga click aquí y cuéntenos porque


Relacionadas:


Comentarios: