2 de diciembre de 2016

Edición 4183. ISSN 1667-8487

Próxima Actualizacion:
5 de diciembre de 2016

Despedir a un DT en el vestuario no es muy legal

El club San Telmo deberá indemnizar con $250.000 por despedir a su ex director técnico, Gerardo Reinoso, quien había dejado la institución en el vestuario, luego de una derrota. El fallo asegura que el despido “sólo puede ser comunicado por escrito con expresión suficientemente clara de las causas que motivan”.

Gerardo Reinoso
Foto: cooperativa.cl
 Diario Judicial

Por: Diario Judicial


Gerardo “La vieja” Reinoso, ex campeón mundial con Independiente en 1984 y ahora DT, deberá ser indemnizado por su trabajo al frente del club San Telmo, equipo al que dirigió dos años, pero que se fue tras una mala racha al inicio de un torneo – donde perdió cuatro partidos seguidos-.

Reinoso se fue de una manera particular: los dirigentes lo echaron en el vestuario. No importaron las derrotas, la Justicia del Trabajo consideró que el despido fue injustificado porque en el telegrama de despido no se invocaron las causas de la desvinculación.

En el club argumentaron que en realidad Reinoso renunció, pero los telegramas no indicaron lo mismo: un mes después de dejar el club, el DT intimó a la institución a que regularice su situación y recién ahí la empresa le comunicó el despido.  Cuando contestó la demanda explicó que “luego de la cuarta derrota consecutiva del plantel, ninguna de las partes tuvo voluntad de continuar la relación laboral”.

Para la Justicia el despido fue injustificado y falló en favor del DT y su ayudante en autos “Reinoso, Gerardo Manuel c/ Club Atlético San Telmo Asociación Civil y Otro s/ Despido”. Los camaristas Luis Catardo y Victor Pesino, de la Sala VII del Tribunal, confirmaron el fallo de Primera Instancia que tuvo por probado que Reinoso no renunció, sino que fue echado, pese a que el club impugnó los testimonios brindados en favor de la actora. Aseguraron que la supuesta renuncia “carece de valor por no encontrarse formalizada conforme exige la ley”.

Para la Sala no importó el lapso de tiempo entre la ida del club y la intimación cursada por el DT. “No revela, por sí sólo, una voluntad inequívoca de terminar la relación”, explicaron los camaristas.  “Menos aún, cuando los actores han referido, en ese lapso, la existencia de comunicaciones personales y telefónicas con los directivos del club, relativas a acordar la parte económica del despido”, agregaron.

Los testimonios brindados también daban cuenta de cómo se materializó el despido. Uno de ellos declaró que “tres directivos, a raíz de los malos resultados, despidieron a los actores, en el pasillo de la cancha de Platense. Que ello ocurrió en la cuarta fecha” .

La Alzada, en el entendimiento de que el despido justificado “sólo puede ser comunicado por escrito con expresión suficientemente clara de las causas que lo motivan”, concluyó que en el caso, sólo puede adjudicarse a los demandados “el carácter de injustificado, viabilizándose así, la procedencia de las indemnizaciones legales”.

visitas

¿LE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 86%
Muchas gracias por su participación
NO: 14%
¿En serio? haga click aquí y cuéntenos porque


Comentarios: