7 de diciembre de 2016

Edición 4186. ISSN 1667-8487

Próxima Actualizacion:
12 de diciembre de 2016

Un arquero que metió un gol sobre la hora

Casi al borde del cierre del libro de pases del fútbol argentino, el arquero Damián Albil interpuso un amparo y logró que la Cámara del Trabajo disponga que la AFA lo habilite para jugar en Independiente. “El alejamiento o la falta de entrenamiento pueden afectar su rendimiento físico así como su carrera”, justificó el Tribunal.

Albil
futbolparatodos.com.ar
 Diario Judicial

Por: Diario Judicial


Damian Albil fue campeón con Independiente en el lejano Apertura 2002, cuando recién debutaba en Primera División. Catorce años después y en el ocaso de su carrera, buscó regresar al club que lo vio nacer para retirarse de su carrera profesional.

Pero hubo un inconveniente: llegaba como jugador “libre” y el libro de pases cerraba. Como una jugada de último momento, los abogados del jugador interpusieron un amparo para que se ordene a la AFA su inscripción y de esa manera se lo habilite para jugar.

El pedido no resultó en Primera Instancia, pero apelado el fallo, la Cámara del Trabajo concedió la cautelar y le dio un final feliz a la historia.

La Sala VIII de la Alzada revocó en autos “Albil, Damián Gonzalo c/ AFA s/ Acción de Amparo el rechazo de la cautelar e hizo lugar a la demanda, por entender que estaban cumplidos los requisitos de verosimilitud del derecho y peligro en la demora.

Los camaristas Luis Catardo y Victor Pesino, al corroborar que Albil se anotó en su condición de “libre” y que el cierre del registro de inscripciones y transferencias operaba un día después de la interposición de la demanda, tuvieron por acreditado el peligro en la demora.

La verosimilitud del derecho, por su parte, se observaba en “el derecho constitucional a trabajar”, al que cabía privilegiar “por estar tutelado con énfasis por los artículos 14 y 14 bis de la Constitución Nacional, máxime ante la singularidad de la actividad, en la cual es relevante la práctica cotidiana del jugador y su desempeño laboral”.

“El alejamiento o la falta de entrenamiento pueden afectar su rendimiento físico así como su carrera, en el marco de la limitada vida útil que presenta la actividad, y ocasionar un perjuicio concreto, inminente e irreparable”, fueron los fundamentos de los magistrados para otorgar la medida innovativa.

Para los camaristas tampoco importaba la inhibición general que pesa sobre Independiente para ordenar la inscripción del contrato entre Albil y el “Rojo”. Según los integrantes de la Sala VII, esas circunstancias “conciernen a facetas económicas de aristas litigiosas cuya elucidación excede la presente incidencia cautelar”.

visitas

¿LE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 100%
Muchas gracias por su participación
NO: 0%
¿En serio? haga click aquí y cuéntenos porque


Relacionadas:


Comentarios: