7 de diciembre de 2016

Edición 4186. ISSN 1667-8487

Próxima Actualizacion:
12 de diciembre de 2016

La Provincia no tiene espacio para 10.000 presos

El Servicio Penitenciario Bonaerense reveló una sobrepoblación, que a fin de año rondará los 10.000 internos. Para mejorar la situación, el ministro de Justicia provincial, Gustavo Ferrari, anunció la construcción de nuevas unidades en terrenos del Ejército y del Ferrocarril.

prisión cárcel
Cindy Monzón

Por: Cindy Monzón


El gobierno de María Eugenia Vidal lanzó el Plan Estratégico de reforma del Sistema Penitenciario Bonaerense para mejorar, en un plazo de 10 años, las condiciones de los penales de la provincia de Buenos Aires que arrojan situaciones alarmantes como hacinamiento, malas condiciones de salubridad, alimentación y están catalogadas como una de las peores de América Latina.

En las últimas horas, el titular de la cartera de Justicia, Gustavo Ferrari, se reunió los integrantes de la Comisión Bicameral de Seguridad de la Legislatura para poner en marcha la emergencia carcelaria ya que en las cárceles de la provincia hay actualmente alojadas 33.017 personas y en los últimos cinco años se dio un incremento en la población de 5.051 internos, lo que representa un 18%. “La superpoblación de internos es hoy de cerca de 9 mil personas. Más 2.200 que ingresan al sistema por año, con una tasa de recambio de 600 internos, con lo cual cada año quedan 1.600 más”, expresó Ferrari.

El Plan Estratégico contempla para marzo de 2017 la construcción de una unidad penitenciaria y una alcaidía en Campana: para el mes de mayo la ampliación de las alcaldías de San Martín y Lomas de Zamora. Asimismo, para octubre se preve la construcción de una unidad penitenciaria en Lomas de Zamora; para diciembre la construcción de una alcaíldia en General Rodríguez, Necochea y Dolores, y, finalmente, para el año 2018 se espera la ampliación de la cárcel de Olmos.

Teniendo en cuenta que los presos de la provincia de Buenos Aires representan el 45% de la totalidad de las personas privadas de su libertad en el país, Ferrari adelantó que se están identificando lugares en desuso para convertirlos en alcaidías. "La intención es desalojar paulatinamente la población alojada en comisarías y a la vez destinar el personal policial de estas dependencias al trabajo vinculado estrictamente a la seguridad de su distrito", explicó el ministro.

Por lo tanto, entre 2017 y 2018 también se buscará la apertura de unidades en Ensenada, Tigre, San Martín, Azul, Bahía Blanca, San Nicolás, Tandil y Quilmes, con 144 plazas cada una.

Ferrari adelantó que el proceso de mejora del sistema penitenciario en la provincia llevará mas de 10 años pero están convencido de poder hacerlo, ya que "no se puede continuar con esta situación en la que las personas que pasan por una cárcel están casi condicionadas a seguir delinquiendo”.

 

visitas

¿LE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 100%
Muchas gracias por su participación
NO: 0%
¿En serio? haga click aquí y cuéntenos porque

Comentarios: