La actualidad desde el derecho  
Edición número 3730. ISSN 1667-8487
diariojudicial.com
Edición del día
Viernes  24 de Octubre de 2014
Próxima actualización el
Lunes  27 de Octubre de 2014
SUSCRIPCIÓN GRATUITA

25.08.05
La Constitución está basada en los derechos humanos
DiarioJudicial.com entrevistó a Rodolfo Capón Filas, camarista laboral que propuso las primeras bases para una Carta Magna Latinoamericana. Explicó cómo se pensó a la Justicia, destacó los “vientos de cambio” en la región para discutir el proyecto y dijo que puede ser una herramienta para contrarrestar la hegemonía de los Estados Unidos.
¿Se puede decir que es como un Juan Bautista Alberdi de Latinoamérica?, le preguntó DiarioJudicial.com a Roldolfo Capón Filas, ideólogo del primer proyecto de bases constitucionales para Latinoamérica. “Me parece que queda demasiada alta la comparación”, respondió sobre quien redactó las bases de lo que en 1853 se transformaría en la Carta Magna Argentina.

Capón Filas es juez de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo y presidente honorario del Equipo Federal del Trabajo, una asociación civil sin fines de lucro que trabaja sobre la problemática del trabajo desde la perspectiva del derecho. Junto a 91 autores de todo el continente viene planificando desde enero el primer proyecto de texto constitucional para la región y que este jueves y viernes fue presentado en el Senado de la Nación durante el XII Congreso del Equipo Federal del Trabajo.

Diario Judicial.com lo entrevistó para conocer los objetivos, alcances y cómo está pensada la Justicia en las bases constitucionales, entre otros temas

¿De qué se trata el primer proyecto de bases constitucionales para Latinoamérica?

Lo que hemos hecho es un intento de sembrar la idea de una Constitución para América Latina fundada en los derechos humanos. En ese sentido quiero destacar que esta obra se ha hecho por 91 autores de distintos países, de distinta ideología política y hemos creado algo que vale la pena difundir. Depende ahora que el pueblo tome esto. Que esto tome carta de ciudadanía en toda América Latina. En ese sentido las asociaciones sindicales continentales ya están comprometidas en hacerlo, la Orden de Abogados de Brasil también. Y la idea es que podemos lograrlo

¿Cómo surgió la idea?

Empezó cuando fui en enero al V Foro Mundial de Brasil. Venía de un encuentro sindical en España donde un autor alemán había hablado de la Constitución europea. En el viaje de regreso se me ocurrió que eso sería bueno para América Latina. Lo armé en mi cabeza y cuando fui al Foro Mundial, lo defendí, allí se aprobó y ahí empezamos.

¿Este es el momento ideal en América Latina para hacerlo?

Hoy sí. Están los vientos de cambio. Todo el desastre que el neoliberalismo causó no hace falta demostrarlo más, esta a la vista. Me parece que hoy esta la posibilidad histórica de que el pueblo lo discuta, en las universidades, colegios de abogados, iglesias, movimientos sindicales y empresariales.

¿Cómo esta pensado el funcionamiento de la Justicia Latinoamericana en este primer bosquejo de Constitución?

Esta pensado en base a la obligación de los estados de tener tribunales sociales especiales. Y sobre todos los tribunales nacionales una única Corte Internacional. No esta pensado en tribunales latinoamericanos generales. Ya tenemos la Corte de San José de Costa Rica, eso se mantiene. Al lado de esa Corte estaríamos con una internacional latinoamericana y cada país queda con su estructura procesal. Lo que sí ponemos en el texto es el deber de cada estado de tener una Justicia Social Especial.

Si las bases se llegan a transformar en texto jurídico, ¿que hay que hacer para que se cumpla y no sea violado como la Constitución argentina?

Hace falta un tratado internacional que comprometa a los estados a sancionar esta Constitución. Y la Corte Internacional Latinoamericana pondría sanciones a los países que no cumplan.

¿Esta constitución requeriría una reforma de las cartas magnas de cada país?

No. Lo que requeriría es un tratado internacional y después cada país tendría que revisar sus Constituciones nacionales para ver si chocan o no con la latinoamericana. En general nos hemos basado bastante en las Constituciones de cada país para evitar precisamente que haya demasiadas reformas.

A la largo del Congreso, varios expositores hablaron de que esta Constitución podía ser un contra poder de la hegemonía mundial de los Estados Unidos

Estoy absolutamente convencido. Si nosotros como pueblo latinoamericano no reaccionamos, de acá a un tiempo corto, la hegemonía va a venir a hacer lo que se le da la gana. Hay que saber defenderse antes que vengan. En la Argentina el neoliberalismo fue la mejor demostración: un pensamiento hegemónico, aplaudido por todos, donde un peso era un dólar y más de la mitad de la población quedamos pobre.

En su exposición hizo mucho hincapié en los derechos humanos como base de este proyecto de Constitución.

Desde el principio al fin, la Constitución esta basada en los derechos humanos. Es una herramienta para que los derechos humanos se concreten.

¿Cuáles son los próximos pasos a seguir?

Difundirlo en las academias, los congresos, los partidos políticos, en los sindicatos, en las iglesias, las cámaras empresariales.


Valorar
Enviar por mail
Enviar por email
Imprimir
Imprimir
Nota al editor
Nota al editor
Enviar correo de lectores
Enviar correo de lectores
 

 


Copyright © 1999 - 2013 . Diario Judicial. Todos los derechos reservados.
E-mail: info@diariojudicial.com - Publicidad - Términos y condiciones y política de privacidad - Política de cancelación de compras
Diariojudicial.com es un emprendimiento de Diario Judicial.com S.A. Propietario: Diario Judicial.com S.A.
Directora: Esther Analía Zygier. Registro de propiedad intelectual 271.508 ley 11.723.

Powered by Konakart & 'Technology for Solutions' OpenCms Extensions